La contaminación y la escasez son otras de sus preocupaciones.

 

Cada cabeza es un mundo y en la de los latinoamericanos resulta que la mayor preocupación que existe es el agua.

Por segundo año consecutivo, Kantar da a conocer los resultados de su estudio Who Cares, Who Does?, el cual busca comprender las actitudes y las acciones de los consumidores en relación con el medio ambiente.

Dicho estudio permite comparar las respuestas con los datos de comportamiento reales, tanto de compras como de uso, por lo que ayuda a no solo saber lo que dice la gente sobre la sostenibilidad, sino también vincularlo directamente con su marca y categoría.

Considerando lo anterior se hicieron una serie de preguntas para conocer cuál era la principal preocupación en Latinoamérica y se encontró que el agua sigue siendo la inquietud más relevante de la región.

Además, este 2020 lo referente a alimentación, como seguridad alimentaria y desperdicio de comida, cobró relevancia al igual que la deforestación.

Hay que tomar en cuenta que dicha encuesta fue realizada entre mayo y junio de este año, fechas en las que los medios hablaron de los cielos azules vistos en diversas partes del mundo durante la pandemia del Covid-19 y a la vez de los incendios forestales en Australia, así como el del Amazonas, los cuales fueron titulares en las noticias. Por lo que hubo mucho foco en estos temas.

“Destacó que en América Latina tenemos prioridades distintas que a nivel global, donde el primer lugar lo ocupa el cambio climático y en Latinoamérica es la cuarta posición. Por lo que estas diferencias, en cuanto a lo que más preocupa a cada región del mundo, nos sugiere que las acciones o comunicaciones tienen que ser tropicalizadas”, explicó Kesley Gomes, Latam Solución Director, LinkQ de Kantar.

 

Donde hay concordancia a nivel global es en quién puede encabezar el control y límite del daño ambiental.

Casi todos los encuestados señalan la influencia de la industria de bienes de consumo masivo en esta área, que ocupa el primer lugar.

Aunque estamos alineados en quién, creemos que son los agentes de cambio los más los consumidores latinoamericanos, los cuales se consideran parte de esta diferencia a favor del medio ambiente.

“En cuanto al agua, la mayoría (44%) cree que es el consumidor el principal responsable de hacer un uso correcto de la misma, sin desperdiciarla, destacando este sentir principalmente en México.

“Las empresas también tienen un rol relevante en el cuidado del agua (para un 21%), al evitar su desperdicio durante la fabricación de sus productos ocupando el segundo lugar, destacando principalmente esta visión en Chile y Colombia”, agregó Kesley Gomes de Kantar.

Al respecto, Kantar preguntó qué acciones deben de tomar los fabricantes para controlar el desperdicio, escasez o contaminación de agua y que lo que los consumidores quieren es una industria responsable.

El 48% cree que la primera acción sería explicar y educar a la población en cuanto al uso adecuado del agua

Considerando lo anterior y entre otros puntos por destacar está el desarrollo de los productos, donde una opción es que sean fáciles de enjuagar para gastar menos líquido y ofrecer productos concentrados para que el consumidor use menos agua.