La activista sueca Greta Thunberg informó que tras haber realizado un viaje por Europa, tuvo tos y fiebre.

 

Ni Greta Thunberg, conocida mundialmente por el ser una activista medioambiental, se ha salvado del coronavirus.

La joven de 17 años informó, a través de su cuenta de Instagram, que lleva aislada las dos últimas semanas debido a que presentó síntomas propios del coronavirus.

“Me sentía cansada, tenía escalofríos, dolor de garganta y tos. Mi padre experimentó los mismos síntomas, pero mucho más intensos y con fiebre”, detalló.

La razón por la que no se ha hecho la prueba COVID-19, abundó la joven activista, es que en su país solamente las aplican a personas con emergencias médicas.

Por dicha razón, Greta Thunberg exhortó a los jóvenes a proteger a los grupo de mayor riesgo y recordar que quienes presentan síntomas leves son de mayor peligro, pues corren el riesgo de transmitir el virus sin saberlo.