Después de la pandemia, muchos son los cambios estructurales que se han venido haciendo en la industria de la construcción, algunos de esos cambios van desde elementos tecnológicos adicionales para evitar cualquier tipo de virus o contagios, ascensores privados, etc. Pero, ¿cómo ha cambiado desde el aspecto arquitectónico? 

En los últimos años, los compradores de viviendas se habían visto atraídos por edificios más grandes en zonas densamente pobladas, pero ahora, como resultado de la pandemia, el mercado se está inclinando a los edificios con menor cantidad de apartamentos y por supuesto menos vecinos, lo que significa que veremos una ola que estará resurgiendo de edificios tipo boutique.

Para Ronald Krongold desarrollador de 160 Marina Bay y socio de  Gold Krown Investments  “Los edificios boutique son de gran interés porque ofrecen menos unidades, más privacidad y mejor seguridad, desde el punto de vista sanitario, mucho más seguros que las grandes urbanizaciones ofreciendo servicios exclusivos para los residentes. Estos edificios son atractivos para los compradores debido a los acabados de alta gama, el esfuerzo meticuloso que los promotores ponen en el diseño de cada unidad para el residente. Esta es la realidad que ofrecen las nuevas construcciones, como nuestro último proyecto boutique, 160 Marina Bay en Fort Lauderdale”.

En diferentes zonas del sur de la Florida se está viviendo esta tendencia, en los últimos meses, los compradores se sienten atraídos por la intimidad y el nivel de servicios que ofrecen estas construcciones tratándose de un nuevo camino para los desarrollos tipo boutique. Algunos de los edificios que se suman a esta tendencia de construcciones boutique con pocas unidades son:

  • Ubicado en la ciudad de Fort Lauderdale, 160 Marina Bay fue lanzado en este 2021, El promotor Gold Krown lo describe abiertamente como un diseño de un proyecto boutique para un mundo post-COVID-19.
    • Unidades: 16 residencias con vistas al agua
    • 160 Marina Bay dispone de tecnología inteligente de última generación en cada residencia para controlar las cerraduras de entrada, la iluminación, los termostatos y las duchas, a distancia o mediante activación por voz. Cada unidad estará equipada con un kit de examen médico digital para facilitar los exámenes a distancia con un profesional de la salud. 160  Marina Bay cuenta con un puerto deportivo privado con 14 amarres para embarcaciones que se pueden comprar y que facilitan el acceso al océano Atlántico y la conexión de agua y electricidad.

 

    • Planos: Condominios de tres dormitorios, tres baños y medio baño que van desde los 267 metros cuadrados a los 271 metros cuadrados con amplias terrazas que elevan los metros cuadrados a más de 287 metros cuadrados.
    • Precios: Las unidades empiezan desde los 2.2 millones hasta 2.45 millones de dólares.
    • Características principales: Su finalización está prevista para principios de 2022. Es un desarrollo impulsado por la tecnología con un sistema de casa inteligente en la pared con múltiples paneles de control ubicados en cada unidad para controlar las cerraduras de entrada, la iluminación, los termostatos y las duchas, de forma remota o por activación de voz.
  • También al sur de Palm Beach se encuentra 3550 South Ocean– este desarrollo fue terminado en 2019. Los residentes de los condominios de 3550 South Ocean tienen acceso a una serie de servicios de lujo diseñados para mejorar un estilo de vida activo y la pasión por el bienestar, incluyendo un gimnasio bien equipado en el sitio, bastidores de bicicletas, acceso a la playa privada, una piscina frente a la playa y terraza, almacenamiento privado, capacidad de carga de vehículos eléctricos y más.

 

    • Unidades: 30 residencias frente a la playa
    • Planos: Condominios de dos dormitorios más estudio o de tres dormitorios que van desde los 241 a los 314 metros cuadrados
    • Precios: Desde 1.78 millones de dólares hasta más de 5 millones de dólares
    • Características principales: Una completa urbanización con impresionante ubicación frente a la playa y un arrecife de coral para practicar snorkel o paddleboarding justo fuera de la urbanización. Los áticos ofrecen terrazas en la azotea de más de 700 metros cuadrados además del espacio habitable.

En definitiva, el consumidor seguirá buscando una fórmula para reducir la posibilidad de contagio a toda costa, no solo lo hará evitando salir de casa y extremando los cuidados en sus actividades cotidianas, sino apostando por una nueva manera de vivir en comunidades con una población menos densa.

Foto: 160 Marina Bay