6 motivos para enamorarse de Taiwán

/, PrimeZone/6 motivos para enamorarse de Taiwán

6 motivos para enamorarse de Taiwán

Visitar Taiwán, uno de los países más seguros, es adentrarse en un destino de gente extremadamente amable y sonriente.

Por José Manuel Valiñas

 

Taiwán fue uno de los cuatro tigres asiáticos que a partir de la década de los 60 empezó un auge que para los economistas resultó milagroso.

Visitarlo es adentrarse en un destino de gente extremadamente amable y sonriente. Es uno de los países más seguros y ofrece mucho por conocer.

 

Barrio de Ximen

Por supuesto que hay que ir a la zona donde se encuentra el rascacielos 101, en donde se encuentran los mejores hoteles y boutiques de la ciudad, pero para realmente empaparse del verdadero sabor de Taipei, hay que dirigirse a este barrio, frecuentado por multitudes de jóvenes que acuden a comprar, cenar con amigos o simplemente deambular por los callejones.

Encontrarás puestos callejeros con bonita ropa a la venta o comida de fuertes olores (pero deliciosos sabores), al lado de templos budistas.

No dejes de entrar a un lugar para cantar karaoke, algo que aman los locales.

 

Museo Nacional del Palacio

El lugar donde se sitúa es imponente, rodeado de montañas que casi siempre están pobladas de niebla.

El acervo del Museo Nacional del Palacio es de casi 700 mil obras, reunidas a lo largo de los siglos por las distintas dinastías chinas. Los nacionalistas se llevaron estos tesoros después de perder la guerra civil contra Mao.

Se pueden pasar horas en el museo, pero con ver los impresionantes budas de bronce (algunos del siglo XV), las piezas de caligrafía y las pinturas antiguas, se lleva uno un indeleble recuerdo de este magnífico lugar.

 

Plaza de la Libertad

También llamado Chiang Kai-Shek Memorial, es un punto indeclinable en la capital taiwanesa dedicado al caudillo que emigró a la isla con aproximadamente dos millones de chinos que lo siguieron.

La plaza tiene 240 mil metros cuadrados, y ahí se encuentran también el Teatro y la Sala de Conciertos de la Nación.

 

Mercados nocturnos

Por alguna razón que quizá sólo ellos conozcan, los taiwaneses aman sus mercados nocturnos.

Saliendo de trabajar, todo mundo se vuelca a estos centros de comercio callejero que ofrecen infinidad de cosas. Aunque, en realidad, todo se centra en la comida.

Aquí puedes encontrar las viandas más exóticas, como el llamado “tofu apestoso” (el olor es verdaderamente difícil de aguantar, pero para ellos es un platillo delicioso), la carne de serpiente, o simplemente unos deleitables noodles, si no quieres llevar tan lejos tu aventura culinaria.

 

Templo Longshan

Construido en 1740, es un recinto lleno de lo que podríamos llamar misticismo cotidiano, pues aquí la gente llega a todas horas a cantar a sus dioses y orar, y se sitúa en medio del bullicio de la ciudad.

Se rinde culto a divinidades tanto budistas como taoístas, un bello concepto ecuménico que resulta incomprensible para muchos occidentales, acostumbrados a excomulgar o anatemizar a quienes practican una religión distinta a la suya.

 

Museo 921 del Terremoto, en Taichung

El 21 de septiembre de 1999 Taiwán fue sacudido por un terremoto de 7.3 en la escala de Richter, lo que resulta asombrosamente parecido a lo que ocurrió en nuestro país el 19 de septiembre de 1985 y de 2017.

Murieron más de 2 mil personas y 100 mil edificios colapsaron.

El gobierno de la ciudad de Taichung (a hora y media de Taipei) decidió preservar la memoria reteniendo algunos edificios originales para informar al público y educar a los niños sobre la prevención de los desastres.

El recinto tiene instalaciones en las que se puede experimentar un movimiento telúrico de esa magnitud.

2019-04-24T10:51:17+00:00

About the Author:

CEO Staff
error: Content is protected !!