La “Venecia del Norte”: San Petesburgo, Rusia

/, Nuestra recomedación/La “Venecia del Norte”: San Petesburgo, Rusia

La “Venecia del Norte”: San Petesburgo, Rusia

Conoce los conjuntos arquitectónicos y los lugares más característicos de San Petersburgo, en Rusia.

Por Rodrigo Camino

Ir a la segunda ciudad más poblada de Rusia obliga a visitar la Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada, misma que guarda detalles de la historia. Ahí todo lo construido tiene simbolismo, o también hay que dar una vuelta por la Catedral de San Isaac, la más grande de la ciudad. Aunque también hay otros lugares no tan turísticos que vale la pena darles un merecido tiempo y espacio.

Otro sitio imperdible es la Iglesia Chesme, tal vez luzca desangelada y aislada, pero es muy curiosa, hay que darse una escapada y conocerla, se puede visitar de regreso del Palacio de Catalina, otra joya imperdible, es espectacular por su grandeza.

SAN PETESBURGO URBANO

Peterhof es una visita imprescindible para conocer el conjunto de palacios, jardines y fuentes que hay, es espléndido, pero aquí normalmente queda eclipsada la Catedral de los Santos Pedro y Pablo, ubicada a las afueras junto a la carretera, con una arquitectura totalmente rusa, coronada por cinco cúpulas y su fachada que son toda una explosión de colores, formas y materiales.

La Avenida Nevski es la calle más larga, monumental e histórica de la ciudad. Todos sus edificios ocultan historias y hay por todas partes huellas del pasado soviético. Camuflado entre los cientos de restaurantes, cafeterías y tiendas que inundan la avenida está la Casa Singer, un edificio Art Nouveau imponente. Tiene dos pisos llenos de libros y en la segunda planta se puede disfrutar de una comida con las mejores vistas de la Catedral de Kazán.

Si se visita en primavera o verano, es recomendable dar un paseo en barco por el río Neva y los canales, al atardecer o de noche, esta ciudad vista desde el agua es magnífica: ver las noches blancas, el levantamiento de los puentes y la gran iluminación nocturna de la ciudad tiene un encanto especial.

Los puentes que unen las orillas del río se levantan de noche en verano durante varias horas para dejar pasar a los barcos mercantes y esto se ha convertido en un espectáculo muy famoso, único y característico. Desde el agua se disfruta del imponente Palacio del Hermitage, una visita obligadísima, una vez ahí es recomendable elegir una temática determinada ya que el tamaño del museo es tan grande que es imposible verlo todo, toma días recorrerlo completo.

Hacer un paseo en barco por los canales o por el río Neva es de lo mejor que se puede experimentar en San Petersburgo: ver la ciudad desde el agua, por eso la llaman la “Venecia del Norte”.

Los espectadores observan durante horas los puentes y esperan en los malecones del río. Ya se organizan excursiones y paseos en barco nocturnos para verlo desde el agua. Por supuesto, esto se hace durante el periodo de navegación, en verano. En invierno los ríos y canales están helados, los barcos no navegan y los puentes no se levantan.

LO IMPERDIBLE DE LA CIUDAD

a) Museo Hermitage. El principal museo de la ciudad y de Rusia, y uno de los más famosos y más grandes del mundo. Ocupa la ex residencia de los zares rusos, incluyendo el “Palacio de Invierno”.

b) Fortaleza de Pedro y Pablo. El núcleo de San Petersburgo, aquí se empezó la ciudad. Dentro de la Fortaleza se encuentra la Catedral de San Pedro y San Pablo, con las tumbas de los zares rusos, incluyendo el último zar Nicolas II con su familia.

c) Catedral de San Isaac. La más grandiosa de las iglesias de la ciudad. Su altura es de 101.5 metros. Aparte de ver la catedral con una espectacular decoración interior, se puede subir a la columnata para disfrutar de una preciosa vista panorámica de San Petersburgo. En la construcción de esta catedral participaba el ingeniero español Agustín de Betancourt.

d) Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada. Quizás la más “turística” iglesia en San Petersburgo, construida en el lugar del asesinato del zar ruso Alejandro II. Fantástica decoración de mosaica exterior e interior, hecha por los mejores artistas rusos de la época.

e) Museo Ruso. La más grande colección de arte ruso. Iconos, pintura, escultura. Ocupa el palacio Mijáilovsky.

2019-02-06T17:08:08+00:00

About the Author:

CEO Staff
error: Content is protected !!