7 claves del whisky

/, Sibarita/7 claves del whisky

7 claves del whisky

Conoce 7 puntos claves del whisky para que entiendas cómo y por qué sabe así.

¿Qué es lo que realmente hace que el whisky sepa a whisky? Si el sabor realmente se redujera a una fórmula simple de proporciones de granos de destilación más el tiempo empleado en un barril, entonces no habría una gama infinita de gustos, perfiles y calidades. Hay un mundo de geekdom del whisky para explorar todos los puntos más finos que convierten esas matemáticas básicas en el arte y la ciencia altamente complejos de la producción de whisky.

Esta es una pequeña guía para conocer cómo y por qué sabe así el whisky.

Comencemos por la fórmula: grano + levadura + agua = whisky. Sin embargo, esa simple ecuación incluye un espacio infinito para la variación, la experimentación y el refinamiento.

 

Envejecimiento y almacenamiento

La edad es solo un número, y la cantidad de tiempo que pasa en un barril está lejos del único factor que afecta el sabor final de un whisky.

 

Temperatura y clima

El clima externo donde se almacena un whisky tiene un gran impacto en la rapidez con la que envejece, la interacción que tiene con la madera del barril y la evaporación. Cuanto más caliente es la temperatura, más alcohol penetra en la madera de las barricas.

 

Tipo de almacén

La forma en que se almacenan los barriles también juega un papel. Almacenar barriles con una tabla delgada de madera que soporte cada extremo de una barrica alineada horizontalmente permite que toda la superficie exterior quede expuesta.

 

Ubicación interna

No es solo la ubicación geográfica de un almacén, o el tipo de almacén que importa, sino la ubicación interna donde se almacena el barril. La parte superior recibe temperaturas más altas, lo que ayuda que un whisky envejezca mucho más rápido.

Los diferentes pisos dentro de un almacén, los distintos lados del edificio y las ubicaciones específicas de las filas imparten características únicas basadas en la temperatura, flujo de aire, humedad, principalmente.

 

Barriles

La forma en que se almacenan los barriles impacta el whisky que se hace. El tipo de barriles utilizados también juega un papel determinante.

 

Tamaño

El tamaño es la variable más obvia para las barricas, y hay una amplia gama. En pocas palabras, el tamaño de un barril determina el nivel de exposición que un espíritu tiene a la madera. Los barriles más pequeños imparten un envejecimiento más rápido, aunque muchos cuestionan la calidad del añejamiento producido en menos tiempo por barriles pequeños, debido en parte a la falta de respiración estacional, y otras condiciones climáticas y ambientales a largo plazo.

 

Tipo de destilación

Se puede realizar con un bote o una columna. El primero es tradicional, completado en un proceso de lote a lote, el segundo, también conocido como un alambique continuo, es más eficiente y capaz de operarse sin la necesidad de lotes. Más allá de la elección de alambiques o columnas, una destilería puede optar por destilar dos veces su whisky, como es el clásico, pero no requerido para el whisky escocés o triple, que es la norma para el whisky irlandés.

 

Muchos aspectos del whisky, que el mundo conoce hoy en día, no fueron creados por científicos en batas blancas de laboratorio que refinan fórmulas exactas. El whisky de centeno era dominante en América ya que el grano de centeno estaba disponible en el este de Estados Unidos. A medida que el país se movía hacia el oeste se utilizaba maíz y se convirtió en la columna vertebral de bourbon.

Hoy cada vez son más frecuentes las diferentes técnicas de ahumado de grano, desde el altamente promocionado Corsair Triple Smoke, que incorpora no sólo turba, sino también humo de haya y cerezo, hasta la destilería Copper Fox de Virginia, que utiliza madera de cereza en su proceso de producción.

2019-02-06T17:14:21+00:00

About the Author:

Renata Barragan
error: Content is protected !!