Así llegó el vino a América

/, Sibarita/Así llegó el vino a América

Así llegó el vino a América

La vid llegó con Cortés, pero su difusión en el continente la hicieron jesuitas.

Por Luis Barrios

A pesar de que se le atribuye a Colón el mérito de haber traído el vino al nuevo continente, lo cierto es que no fue él el responsable de introducir la vid en el continente americano. De hecho, fueron necesarias algunas décadas para que esta planta comenzara a poblar sus tierras. Lo haría de la mano de Hernán Cortés, el entonces Gobernador de México. Un hombre que, en 1525, ordenó la plantación de viñedos traídos de España en las tierras colonizadas.

El cultivo no solo se arraigó con facilidad sino que, en un corto plazo de tiempo, se había extendido a buena parte de las regiones de cultivo del Virreinato de Perú, que comprendía desde Panamá hasta Chile. Algo que no fue visto con buenos ojos desde España, ya que esto podía procurar que los territorios colonizados fueran autosuficientes.

Para evitarlo, en 1595 la Corona española vetó la posibilidad de contar con nuevas plantaciones en cualquier parte de sus dominios al otro lado del Atlántico. Un decreto real que duró cerca de siglo y medio.

Sin embargo, el edicto real contaba con una salvedad: el cultivo de la vid por parte de los jesuitas. Una dispensa sustentada en la imperiosa necesidad de contar con vino para la celebración de la Eucaristía. Sería así como esta orden religiosa llevaría, de la mano de su misión evangelizadora, el cultivo de la vid primero hasta Argentina y, un siglo más tarde, a Baja California.

Es tal el peso que se le atribuye a los jesuitas en la historia del vino en América que la variedad de uva recibió, en Norteamérica, el nombre de “uva de la misión”.

REGIONES VITIVINÍCOLAS EN SUDAMÉRICA

El cultivo de la vid está presente en buena parte de los países de Sudamérica. Sin embargo, tan solo dos son realmente significativos en cuanto a producción: Argentina y Chile. Dos países que se pelean el liderazgo, si bien ha sido hasta hace muy poco el país de La Pampa el protagonista. Algo que se refleja, incluso, en que el vino es la bebida oficial del país.

Y aunque Argentina ha encabezado durante décadas no solo su posición de productor sino, también, de exportador; Chile ha sabido ganarle la delantera.

A pesar de ellos dos, no son los únicos países que han ido escalando terreno. Brasil también se sitúa dentro del ranking de los 20 países productores de vino del mundo, en un modesto 19 puesto; junto con Uruguay, con una excelente geografía para el cultivo de la vid, y México, con una producción que sobrepasa las 100,000 toneladas anuales. Un continente en el que, de norte a sur, la vid es protagonista.

Si te interesa seguir leyendo más sobre bebidas, te recomendamos leer “El ABC para catar una cerveza”.

2019-08-21T08:18:13+00:00

About the Author:

CEO Staff
error: Content is protected !!