El mezcal rebasa al tequila

///El mezcal rebasa al tequila

El mezcal rebasa al tequila

Esta bebida artesanal mexicana desbanca al tequila en el mercado exportador nacional, por primera vez en la historia.

El mezcal es una bebida icónica de México, hecha en nueve estados de México. Su proceso es puramente artesanal y es por eso que requiere extema paciencia y arte tanto para degustarla como para producirla.

Cuando bebemos mezcal, lo hacemos de una forma pausada y dedicándole cada uno de nuestros sentidos. Igual sucede con su producción; la industria del mezcal no sólo representa una bebida, sino una tradición cultural de México que crece cada año a un vertiginoso ritmo de 20%.

Su demanda de exportación rebasó el consumo nacional en México por primera vez el año pasado, según datos del Consejo Regulador del Mezcal.

Una de las marcas consolidadas es ‘Mezcal Oro de Oaxaca’, pionera en la elaboración de este destilado desde hace 80 años, y que a la fecha aplica las mismas técnicas artesanales de preparación en sus palenques de producción. En su fábrica se producen 12 mil litros mensuales y exporta anualmente 40% de su producción.

 

ARTE EN SU ELABORACIÓN

Producirlo no es tarea fácil. A diferencia de otros estados, que también producen esta bebida, el mezcal oaxaqueño se caracteriza por sus ancestrales y artesanales métodos de fabricación, a lo que se suma la calidad de las distintas variedades de los agaves oaxaqueños, especialmente el apreciado espadín.

Su creación a gran escala es tarea por demás complicada, dado que se ciñe a técnicas específicas con estrechos vínculos a la cultura de los pueblos indígenas mexicanos y a un largo tiempo de cultivo que requiere su destilación.

“Nuestro proceso es puramente artesanal, hecho a mano, y utilizamos agaves de 8 a 10 años de edad, como el espadín. Nosotros queremos mantenernos fieles a nuestros procesos naturales, y no competir en precios con otros destilados”, comenta José López, maestro mezcalero y uno de los mayores agricultores de agave de bebidas destiladas en la década de los cuarenta.

La creciente demanda del mezcal ha provocado una sobreexplotación de los agaves endémicos de Oaxaca, situación que amenaza su supervivencia. En el caso específico de la especie espadín la demanda se ha disparado tanto que los productores se han dado a la tarea de buscar el desarrollo de otras variedades oriundas de dicha entidad.

Antes del año 2010 el kilo de agave costaba alrededor de 50 centavos, hoy alcanza hasta 12 pesos, lo que supone un crecimiento abismal en la producción y, por ende, los costos de materia prima, según explica José López.

“Es una complicación porque, de entrada, tenemos que posicionar mejor nuestro producto en general, explicarle al consumidor porqué es más caro a diferencia del tequila. Es de las pocas bebidas alcohólicas que todavía se hacen totalmente a mano con una fermentación espontánea”, asevera.

 

AUMENTA LA DEMANDA

35,000 hectáreas se tenían de agave espadín hace 10 años

25% creció la producción de mezcal (2016)

50 millones de hectáreas se cultivan actualmente

3 millones 28 mil litros alcanzó la producción en 2016

2018-06-14T14:00:46+00:00

About the Author:

CEO Staff
error: Content is protected !!