Patrick Mendes, CEO de AccorHotels, busca triplicar en 10 años las habitaciones en principales mercados sudamericanos.

Operar en 37 hoteles en los países hispanos de América del Sur y tener “casi 100” para el año 2020 es el reto que se fijó Patrick Mendes, CEO de AccorHotels, para la región. En Argentina, Colombia, Chile y Perú –los principales mercados sudamericanos (excluyendo Brasil)– podría triplicar en 10 años el número de habitaciones. La cadena incorporará las nuevas unidades mediante inversiones propias, adquisiciones y acuerdos con inversiones locales.

El máximo logro en los últimos tres años fue un reto: la empresa atravesó el mal momento, principalmente en Brasil y Argentina. En Colombia, la marca ha despuntado pero aun así ha aprovechado la oportunidad para ganar participación de mercado, realizar algunas adquisiciones y fusiones. “Vemos este mercado como clave a nivel global”, señala Mendes.

Brasil es el tercer o cuarto país para AccorHotels, América del Sur es la tercera región y la marca aprovecha la oportunidad de esa crisis, sumado al hecho de que ya son los más grandes, pero sigue su crecimiento a base de adquisiciones y desarrollos, abriendo unas 40 nuevas propiedades al año.

 

CONOCER AL TURISTA

La empresa hotelera de múltiples marcas (Novotel, Sofitel Legend, Fairmont, Ibis, entre otras) opera en Sudamérica desde hace 40 años. “Tenemos vasta experiencia en la región, son cuatro décadas de construir relaciones, de conocer a los consumidores, su evolución, anticipar los ambientes en los países complicados”, explica el ejecutivo.

AccorHotels tiene 17 de las 20 marcas globales, así que aprovecharon los mercados de Brasil y Argentina como los activos en la región para montar los centros piloto. Ahí es donde tienen todas las marcas y pueden responder a muy diferentes requerimientos, gracias a la alta segmentación y al acercamiento del mercado en las ciudades clave.

AccorHotels posee productos globales pero también se adapta a mercados locales en ciudades pequeñas como ocurre en Brasil. Parte del éxito de la marca hotelera es la flexibilidad de adaptarse y el conocimiento de los más de 90 diferentes mercados en los que operan.

Este conocimiento del turista lo aprovechan, por ejemplo, para promover sitios fuera de Brasil y Sudamérica y desarrollar viajeros desde Colombia, Argentina y Brasil hacia fuera. Y este mismo expertise los ha llevado a promover que la gente de Brasil, Argentina y Colombia viaje a los mercados francés, norteamericano o árabe. “Utilizamos nuestra organización global para promover estos flujos”, dice Mendes.

 

PLANES DE CRECIMIENTO

Mendes acota que quieren ser superlíderes, aunque ya tienen una gran presencia. “Queremos enfocarnos en los países clave de Sudamérica y ser número uno o dos en los mercados principales”, detalla.

En los últimos tres años, la marca se ha orientado a la productividad y se ha centrado en el cliente. En paralelo desarrolla actividades contra el cambio climático y sigue de cerca la evolución de los consumidores en ambientes digitales, que es uno de los principales indicadores de la estrategia de la empresa en los próximos años. “Entender las necesidades de nuestros clientes y la manera en la acceden a nuestro inventario es en lo que nos enfocamos”, dice Mendes.

Centrarse en el cliente ha llevado a Mendes y a sus empleados a desarrollar, planear e invertir en nuevos productos y actividades. Asimismo han abierto nuevos bares y restaurantes para brindar experiencias diferentes a los clientes. Por ejemplo, planean lanzar la marca 25 Hours, “que viene de Europa y estamos desarrollando en Sudamérica. O bien, amplíar la marca Ibis que es más trend”, detalla el CEO de AccorHotels en América del Sur.

El enfoque en diseño, arquitectura, tendencia y experiencia será la estrategia para el futuro. “Se trata de pasar de un acercamiento muy estándar durante 20 años a una experiencia única, más uno a uno, incluso en marcas de bajo costo”, concluye Patrick Mendes.