Acelerador a fondo

//Acelerador a fondo

Acelerador a fondo

Lenovo en México, bajo el liderazgo de Marco Jiménez, espera llegar al 30% de participación de mercado en 3 años.

Por Karla Omaña

Era 1984 y, con apenas 25 mil dólares de fondos del gobierno chino, un pequeño grupo de científicos pekineses fundaba la empresa New Technology Developer Inc., embrión de lo que más tarde sería Legend y, a la postre, Lenovo.

Bajo su nombre anterior, Lenovo logró la mayor participación en el mercado durante 1996 hasta convertirse en la compañía de computadoras personales (PC) más grande del país del dragón. Al evolucionar de Legend a Lenovo comienza la historia de éxito de este fabricante de computadoras que, hoy por hoy, ocupa el podio de compañías líderes en el segmento a escala global.

Uno de los momentos clave fue decidirse, en 2005, a adquirir la división de PC de la multinacional IBM. Este movimiento hizo que escalara muchos peldaños hasta convertirse en el poderoso nombre que hoy es referencia de mercado. Con esta transacción, para la que desembolsó más de 1,200 millones de euros, Lenovo obtuvo los derechos no sólo de las líneas de productos del portafolio, sino también de una serie de marcas de prestigio como ThinkVision, ThinkPad, ThinkVantage, ThinkCentre, NetVista y Aptiva.

 

MÁS ALLÁ DE LAS COMPUTADORAS

Hablar de Lenovo es hablar de una nueva era en el mundo de la tecnología. Su repertorio abarca productos y servicios de alta generación para un creciente universo de consumidores, tanto en el piso de venta, como en el más sofisticado ámbito corporativo.

Para ello, su menú presenta, entre otros, estaciones de trabajo, servidores, almacenamiento, software de administración, televisiones y teléfonos inteligentes, las llamadas phablets y un amplio catálogo de aplicaciones digitales.

Uno de sus grandes secretos ha sido siempre mantenerse a la vanguardia de la industria en un incansable afán de innovación y siempre corriendo en el carril de alta cuando se trata de lanzamiento de soluciones tecnológicas, de la mano de un sólido andamiaje de canales para dar salida a una diversificada serie de productos y consolidar su posición de privilegio en el podio de los más grandes de la industria.

Marco Jiménez, director general de Lenovo México, reconoce que este país es puntal en la hoja de ruta del coloso global y se ha fijado la meta de ser el indiscutible número uno del mercado.

Para este experimentado timonel el segmento de computadoras personales ofrece un futuro de gran potencial.

“Estamos apuntando a un crecimiento de doble dígito en los próximos años. El año pasado Lenovo terminó en cerca de 16% de participación en el mercado, por lo que el objetivo es acercarnos a los 20 puntos”, señala.

Y en congruencia con su política global, sus apuestas apuntan al mercado corporativo, gubernamental y retail.

“En el sector gobierno hay grandes oportunidades y esperamos alcanzar una participación estimada de 30%, seguido del renglón pymes, cuya participación de mercado se ha mantenido en 22 puntos”, dijo el director.

En línea con Jiménez, César Hernández, quien es director de Canales y Pequeñas y Medianos Negocios de Lenovo, añade que el sector pymes representa el 25% de las ventas de la compañía en el país. Para alcanzar este resultado, su estrategia fue acercarse a estos negocios con puentes de financiamiento y la creación de una poderosa fuerza de venta directa apostada en todo el mapa de canales de distribución en México.

“Nuestra misión es apostar por un portafolio mucho más premium; innovador. Con opciones de marketing y punto de venta para poder exceder el medio millón de unidades en este segmento. Eso nos pondría cerca del 18% de participación en estructuración”, abundó.

Por lo pronto, para los siguientes tres años, Lenovo planea rondar 25 y 30% de participación en el mercado mexicano, principalmente con una acelerada penetración en los segmentos de cómputo y data center.

Jiménez explica que la aspiración de la empresa a su mando es fortalecer la posición en el ámbito nacional.

“Estamos apuntando hacía los 400 millones de dólares y la idea es acercarnos a los 600”, señala este directivo con más de 17 años de experiencia como jugador en el sector.

 

CLIENTE A LA VISTA

Una obsesión que lleva Lenovo en su ADN es siempre mejorar la experiencia del cliente con el lanzamiento de productos innovadores y con altos estándares en servicios postventa.

“Nuestro principal objetivo es el cliente, queremos acercarnos más a él para ofrecerle nuevas experiencias de compra y que eso marque la diferencia del resto del mercado”, subraya.

A esto se suma el lanzamiento de productos en el corto plazo. Su planta en Monterrey, dedicada a fabricar cómputo comercial, procesa y desarrolla componentes en tiempo récord. Esta agilidad para entregar es uno de sus elementos clave de diferenciación.

No por nada Lenovo es uno de los más grandes proveedores de PC en el planeta y una de las marcas con el más alto nivel de recordación en la mente de los consumidores.

2018-01-22T16:05:50+00:00
error: Content is protected !!