Cinépolis, liderazgo de película en alta definición

//Cinépolis, liderazgo de película en alta definición

Cinépolis, liderazgo de película en alta definición

Como su COO, Miguel Mier resulta clave para Cinépolis. 

Por Aiko Imatzu

Cuando Miguel Mier, Chief Operations Officer de Cinépolis, llegó a la compañía hace 25 años, se encontró con un mercado de salas de cine muy poco maduro, a diferencia del que conocemos ahora en México, además que de que era una arena en la que se enfrentaban a muchos jugadores con quienes pelear en el ámbito de la participación en el mercado.

De todos los contendientes, sin duda Cinépolis se destacó como el de mayor empuje innovador hasta situarse como líder indiscutible en la industria de América Latina. Echando mano de una incesante creatividad en el negocio empujó una nueva era en la experiencia de ir al cine para los clientes y estableció estándares en la industria de clase mundial con lo que se diferenciaron notablemente de la competencia en México, enclave en el que crearon las herramientas suficientes como para, en poco tiempo, estar listos para explorar su exitoso modelo a otros mercados del planeta con la más alta calidad en el servicio.

Hoy, luego de cerca de medio siglo en el mercado, es la cuarta cadena de cine más grande del mundo, segunda más grande en venta de boletos, primera en boletos vendidos por sala, y la cadena más importante fuera de Estados Unidos, además de ser líder de la industria cinematográfica y del entretenimiento en México y Latinoamérica, y el operador de salas VIP más grande del planeta.

Con un total de 712 complejos, Cinépolis opera 5,771 salas de cine 100% digitales en 14 países, con más de 330 millones de boletos vendidos en 2018. Cuenta con 39,000 colaboradores y una infraestructura equipada con tecnología de punta.

“Acabamos de abrir un cine en Baréin (Emiratos Árabes Unidos); ya también estamos en el mundo árabe”, señala Mier, y detalla que el rango de sus salas es tan amplio que, lo mismo tienen complejos en la modesta zona de West Hollywood (Los Ángeles), como en el exclusivo centro comercial de Beverly Hills, al igual que en las poblaciones más pobres del sur de la India.

“Cubrimos un rango que abarca desde salas VIP con carta de sushi y cocina francesa servida en el asiento, hasta una propuesta de valor adecuada para un territorio como el de la India”.

Todas estas estrategias han sido desarrolladas por ejecutivos mexicanos y Mier, en su carácter de COO, ha sabido exportarlas a otras latitudes en el mundo y ajustarlas a las distintas realidades de los mercados, un esquema de crecimiento en el que la compañía no piensa dejar de acelerar.

“Estamos en mercados que todavía pueden absorber un alto número de pantallas nuevas, tenemos grandes economías como la de Brasil y Norteamérica, y todavía México, en algunas poblaciones pequeñas que aún no tienen necesidad de gran número de pantallas y por eso vemos grandes posibilidades de invertir en esas naciones”, explica.

Cinépolis, además, enfrenta una muy positiva perspectiva para seguir expandiendo su segmento de lujo en Estados Unidos y, por supuesto, la India, que es el segundo país en términos de población en el mundo y con el más alto potencial en asistentes a salas cinematográficas. A esto se le añaden sus aperturas en la región árabe, como Dubái, Oman, Qatar, e incluso en Arabia Saudita, reino en el que el cine había sido prohibido en el último medio siglo.

Asimismo, su horizonte de crecimiento los ha llevado también hasta Indonesia (a través de una colaboración con Grupo Lippo), una nueva geografía en su mapa de negocio a la cual la compañía mexicana aporta sus probadas habilidades y ventajas competitivas.

El experto en la industria aclara que el caso de España es distinto dado que “a pesar de ser un mercado maduro, creemos que podemos tener un crecimiento significativo más que nada localizando, o segmentando los mercados. La oferta ha sido muy plana, pero creemos que podemos seguir con nuestra oferta de lujo o pantallas Imax, entre otras. Hemos visto que cuando haces cosas en el mercado europeo correctamente, con la inversión adecuada, los mercados responden, así que tenemos muchas oportunidades en las economías en las que estamos y en otras que pueden ser complementarias”.

Además de este crecimiento orgánico, Cinépolis enfoca sus procesos a la vinculación vertical en los mercados de Latinoamérica.

“Tenemos un brazo de distribución que iniciamos hace ocho años con un título (de película), y ahora estamos distribuyendo más de 16 títulos al año. Iniciamos una compañía productora y lanzamos, el año pasado, nuestra primera producción y estamos realizando más títulos en 2019. Queremos alcanzar un nivel de ocho títulos al año para el mercado mexicano y latinoamericano de Estados Unidos”, adelanta.

EXCELENCIA OPERATIVA

De acuerdo con el ejecutivo, un componente sustancial en el éxito de Cinépolis es haber desarrollado habilidades muy sólidas en el mercado mexicano a un nivel mucho más alto que en muchos otros territorios, logros madurados en las últimas dos décadas.

“Estamos implementando esos activos en otros lugares, lo cual es parte clave de nuestro negocio. Otra cosa es la cultura, porque para lograr este servicio de alta calidad tenemos que vivir en Cinépolis dentro de una cultura de servicio en todo el mundo y debe ser con una mística de respeto a cada uno de los clientes que usan nuestros cines, no sólo para cubrir sus expectativas, sino para excederlas en términos de servicio”.

El directivo añade que para cumplir con los procesos operativos se requiere de buena tecnología y es que para optimizar los procesos digitales primero deben estar muy bien diseñados, pero además ejecutados e implementados acertadamente.

Mier destaca que uno de los grandes diferenciadores de Cinépolis es su capacidad de controlar toda la experiencia cinematográfica, como el hecho de haber saltado a la producción de películas, “algo que yo no he visto en muchas otras compañías exhibidoras, pero además contamos con un festival internacional de cine que apoya los esfuerzos de los creadores mexicanos; algo que hemos hecho los últimos 15 años. El respeto que tenemos por la creación de nuestra querida industria del cine, creo que es algo que nos distingue de otros jugadores en el mercado”, asegura.

Otra cosa que considera que diferencia a Cinépolis de otras compañías exhibidoras es el respeto por la educación, razón por la cual su equipo directivo cuenta con los más altos niveles de estudio. Esto les ha permitido realizar importantes estudios para programas de MBA en universidades de México y Estados Unidos.

CADENA DE PROVEEDORES

Dado que las palomitas son las principales acompañantes de los cinéfilos, este artículo estaría incompleto sin hablar del papel de los proveedores de maíz de Cinépolis.

“La inestabilidad que significa la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), ha generado cierta tensión dado que la mayoría del maíz que consumimos en México y Centroamérica se produce en Estados Unidos y el que vendemos en el Cono Sur del continente proviene de Argentina”, comenta.

El ejecutivo destaca que en el tema de la cadena de suministro buscan garantizar relaciones de largo plazo con sus proveedores, no sólo basadas en el precio de los productos sino más bien en cómo crear valor para la cadena haciendo un pronóstico acertado de la demanda con planeaciones de largo plazo.

“Otros de nuestros proveedores son los estudios con quienes tenemos una gran relación, aún cuando estamos brincando a la distribución para apoyar más la industria local, seguimos teniendo una fuerte relación con aquellos que nos proveen de la sangre de nuestro negocio que son las películas”, subraya.

En términos de tecnología existen muchos productos que Cinépolis recibe de los jugadores más importantes del planeta, por ejemplo Barco, fabricante belga de proyectores y componentes lumínicos para la industria. Sin embargo, la compañía también desarrolla inhouse su propia tecnología, principalmente software, en tato que para el hardware realizan negociaciones de compras en el mercado global con compañías de talla internacional a través de distribuidores locales.

Para Mier, la consistencia en la calidad de los proveedores es pieza fundamental para la entrega de servicios y productos a sus clientes. Otro punto que destaca es la capacidad para enfrentar la incertidumbre, especialmente porque en el negocio del cine no es fácil de pronosticar.

“La demanda puede cambiar rápidamente arriba-abajo, pero teniendo proveedores que puedan reaccionar fácilmente a una inesperada alza es algo que nos ayuda mucho a engrasar la máquina ante estos cambios inesperados y tener la capacidad de ser flexibles”, argumenta.

Un elemento más que destaca es que sus proveedores deben tener una buena capacidad de innovación, “así que cuando ellos desarrollan algo es porque va alineado a lo que nosotros vemos para el futuro de nuestra industria o de las preferencias de los clientes.

Actualmente estamos probando unos proyectores en una buena cantidad de salas de cines en distintos países, como el caso de Barco que está desarrollando su nueva tecnología y la está instalando en nuestras salas antes que otros jugadores”, explica, y subraya que así ofrecen a sus clientes esta innovadora tecnología desarrollada por la compañía belga, que es su especialidad en la industria global”, agrega.

Una parte clave dentro de estructura de la cadena de suministro de Cinépolis es sin duda la que se relaciona con la construcción de sus espacios de exhibición. Tan sólo en este año la empresa planea levantar más de 500 pantallas nuevas en las que sus proveedores cumplen el reto de terminar las obras en los términos justos.

“Tenemos un área de compras en la compañía que desarrolla varias estrategias por región, en el tema de construcción”, explica Mier, y añade que, en el caso de su ofrecimiento de bebidas, cuentan con una muy fuerte relación con Coca-Cola como proveedor desde hace cerca de tres lustros, empresa con la que revisan constantemente su relación de negocio para asegurarse de mantener una oferta consistente.

En cuanto al resto de su segmento de alimentos administrada para México, detalla, funciona como guía a seguir para su negocio para el resto del mundo.

“La otra adquisición es de filmes y para ello contamos con un vicepresidente senior, quien es la cabeza de contenidos y programación quien se encarga de la relación global con los estudios cinematográficos y los distintos distribuidores”, asegura el líder de operaciones de la multinacional.

Al igual que en el cine, Cinépolis nació de un guión en la visionaria mente de la familia Ramírez que se ha hecho realidad a través de los años y que promete todavía tener muchos capítulos que contar, no sólo en México, sino cada vez en más territorios alrededor del mundo. Es una compañía que ha sabido distinguirse, como muy pocos en el mundo, como líder en innovación en la industria de la exhibición, producción y distribución del Séptimo arte.

2019-10-18T11:19:16+00:00

About the Author:

CEO Staff
error: Content is protected !!