GE, energía a toda prueba

//GE, energía a toda prueba

GE, energía a toda prueba

Vladimiro de la Mora lidera a más de 11,000 empleados de GE en México.

Por Éric Gaxiola Arrieta 

México fue de las primeras naciones donde GE estableció operaciones fuera de Estados Unidos. La empresa comenzó sus actividades en el país en 1896 y en 1929 estableció su primera fábrica. Desde entonces, la compañía convirtió a este enclave en un centro de altos estándares para la producción de tecnología y manufactura para sus productos y servicios.

Hoy, los muros que intentan levantarse entre México y Estados Unidos no han cambiado la posición estratégica de este país latinoamericano en los planes de desarrollo de la compañía. GE le muestra al mundo, sin temor, que no sólo no piensa frenar sus operaciones aquí, sino que esta historia de más de un siglo tendrá muchos nuevos capítulos.

Vladimiro de la Mora, presidente y director general para México, subraya que el año pasado la compañía celebró su 120 aniversario en México, país pionero en la región para sus operaciones. “¿Te imaginas? México y GE tienen una historia conjunta”, expresa.

GE cuenta con poco más de 11,000 empleados en el país. Sus principales operaciones se concentran en 16 plantas de manufactura, cinco centros de servicio, un Centro Global de Operaciones y un Centro de Ingeniería Avanzada, con 1,800 ingenieros mexicanos.

Desde México, la empresa se concentra en desarrollar y lanzar tecnologías y soluciones de clase mundial para enfrentar los desafíos de infraestructura del país.

“Hace un par de años anunciamos que nos gustaría seguir aumentando nuestra presencia en México, no sólo para nuestras 16 plantas, sino también para comprar componentes en otras plantas alrededor del mundo”, comenta De la Mora.

El CEO da un ejemplo de esta estrategia: “En 2015, compramos alrededor de 500 millones de dólares en partes y componentes en México, aumentamos esa cantidad para llegar a casi 600 millones en un semestre. El objetivo para este año es incrementarla a 800 millones. En los próximos dos años, pretendemos alcanzar los US$1,000 millones y un millón en partes, para nuestras diferentes plantas en todo el mundo.”.

Este ejecutivo reconoce que el último año, con la presidencia de Donald Trump, ha sido crítico, “pero seguimos trabajando juntos (con ambas administraciones), desarrollando un ecosistema en México que incluye fabricación, ingeniería, servicios y capacidades digitales”, subraya.

 

AGENDA MULTISECTORIAL

La diversificación es uno de los pilares del éxito de GE. Ha logrado penetrar fuerte en diversos sectores (cuidados de la salud, transporte, energía, petróleo y gas) y transmutar su tecnología de uno a otro. De la Mora explica así este intercambio: “Tenemos equipos que generan energía de forma muy eficiente, esos equipos los podemos utilizar también en el sector de aviación. También tenemos soluciones que usamos en la atención de la salud y que podemos llevar a nuestro negocio de petróleo y gas.”

Bajo esta combinación sectorial es que el General Electric Infrastructure Querétaro (GEIQ), desarrolla soluciones para las industrias de aviación, generación de energía, y petróleo y gas. Creado en 1999, el GEIQ se ha posicionado como el primer centro de su naturaleza en Latinoamérica. En él, se combina el talento de más de 1,800 ingenieros que diseñan y desarrollan tecnología y software alineado a la nueva tendencia conocida como Internet industrial.

En el sector aeronáutico, los profesionales del GEIQ desarrollan una nueva generación del motor LEAP, el más vendido de la historia. El centro de ingeniería en Querétaro es el más grande para la aviación fuera de Estados Unidos, y el segundo mayor para la parte de energía.

“No tenemos un producto específico en desarrollo en Querétaro –dice el CEO– pero este centro se ha especializado en diseño externo de turbinas. Todos los componentes alrededor de éstas, lo cual representa una forma de colaboración global entre nuestra sede en Cincinnati con el programa de educación física y nuestras filiales en la India y México. En el sector de generación de energía, el centro brinda soporte regional para la industria de gas y vapor, además de darle soporte a distintos negocios de GE.

“En energía, Querétaro es responsable de apoyar todas las aplicaciones para la digitalización de los servicios en México y América Latina. Respondemos a nuestros clientes con el mismo lenguaje”, explica este líder egresado de la Facultad de Ingeniería Mecánica de la Universidad de las Américas Puebla y las maestrías en Alta Dirección de Empresas del IPADE y Administración de Empresas del ITESM.

 

SEMILLERO DE INGENIEROS

El timonel de GE habla sobre el debate que existe en este momento sobre las olas de mano de obra mexicana que trabaja en Estados Unidos. “Hay una discusión grande sobre eso. Lo que podemos decir es que para nosotros nuestros recursos humanos en México son esenciales en la estrategia regional de la compañía.”

De hecho, GE planea seguir desarrollando fábricas y centros de ingeniería en la geografía mexicana. “Este año anunciamos un par de nuevas inversiones en el país –como una planta de petróleo y gas en Monterrey, inaugurada hace tres meses–, también adelantamos, hace dos meses, que la tecnología de GE fue elegida para encargarse de producir un par de naves industriales para la generación de gigawatts. Además, en Monterrey se puso en marcha un Centro de Operaciones, con 1,000 empleados, para continuar apoyando nuestras operaciones en territorio mexicano y Latinoamérica.”

En el Centro de Ingeniería Avanzada de GE, el promedio de edad de los ingenieros es de 28 años. La estrategia de la empresa es ir a las universidades, atraer a los jóvenes talentosos y desarrollarlos, con apoyo de instituciones de educación superior locales, pero también con los llamados Programas Internos de Aceleración. Para la parte de ingeniería, la empresa ha lanzado la iniciativa Edison, un programa en el que los ingenieros rotan tres veces, en dos años, en diferentes negocios, mientras toman clases; todo para seguir desarrollando sus habilidades técnicas.

Además, GE está en medio de una transformación digital. En Querétaro hay cerca de 350 ingenieros de software desarrollando aplicaciones. “Estamos en el proceso de utilizar las herramientas digitales que desarrollamos; vamos a convertir nuestras instalaciones en fábricas brillantes. Ya empezamos con nuestra planta en Juárez”, detalla el directivo.

En servicios, GE tiene como parte medular el Centro de Operaciones de Monterrey para minimizar el traslape de funciones. Antes, cada negocio tenía sus propios procesos y ahora hay un solo gran centro que los centraliza apoyando a todas las empresas y utilizando las aplicaciones de la compañía, “creando eficientemente el nuevo desarrollo personalizado para clientes de cada negocio, algo fundamental en toda la estrategia global de GE”, subraya De la Mora.

Precisa que para ser una empresa eficiente es necesario contar con una cadena de suministro muy eficiente y eso requiere que socios y proveedores sean parte de esa transformación en el trabajo. Para la firma es clave, en cada país donde tiene plantas, trabajar muy de cerca del suministro para realmente hacer sus procesos seguros.

“Hace un par de años empezamos a trabajar para obtener una retroalimentación real de los compradores, ahora estamos digitalizando este proceso para estar conectados, comunicarnos todos los datos y crear una cadena de suministro más eficiente.” En eso se resume su plan: aumentar las eficiencias y trasladarlas rápido a sus clientes.

2019-06-14T08:24:18+00:00

About the Author:

CEO Staff
error: Content is protected !!