Líder siempre en ascenso

//Líder siempre en ascenso

Líder siempre en ascenso

Marcio Croccia lidera Schindler Chile para fortalecer su presencia. 

Más de mil millones de personas en el planeta se trasladan diariamente por medio de algún equipo de la familia Schindler. Esta descomunal cifra es el mejor ejemplo de liderazgo, innovación, y presencia de la multinacional suiza que ha llevado de la mano a la evolución de la industria del transporte vertical luego de más de 140 años de incansable operación.

Con presencia en más de 130 países y un número que supera las 1,000 sucursales y los 60 mil empleados a nivel global, Schindler es líder indiscutible en la industria de la movilidad urbana con la más amplia gama de equipos y soluciones en ascensores, rampas, y escaleras mecánicas utilizadas en centros comerciales, hoteles, oficinas, residencias, industrias, hospitales, transporte, y una serie de instituciones.

En el contexto internacional, sin duda ha logrado hacer huella en innumerables regiones, especialmente en Sudamérica, particularmente Chile, Argentina, Perú y Uruguay, mercados que atiende Marcio Croccia, en su papel de Gerente General de Schindler Chile y del Cono Sur, región que abarca los países mencionados.

Luego de tres décadas de experiencia en la compañía, Croccia arribó a esta posición con el desafío de consolidar resultados positivos y fortalecer la presencia del consorcio.

“Cuando llegué a Chile en 2017, la primera oportunidad que vi fue contribuir con mi experiencia en el negocio, y es que parte del equipo no tiene muchos años en su posición: hay gente joven”, afirma. Recuerda que los primeros cuatro meses los dedicó a escuchar y observar a sus clientes, previo a generar, de la mano de sus colaboradores, una visión y plan estratégico a seguir en el mediano y largo plazo.

Una de las asignaturas a las que se abocó de manera prioritaria fue ampliar la cobertura del mercado.

“En Chile somos líderes, sin embargo, me di cuenta que nuestra cobertura no era muy buena, especialmente fuera de Santiago”, recuerda, y detalla que definió la instalación de su equipo para ajustar la participación de mercado.

Explica que, en 2017, la economía chilena se mantuvo plana y expectante tras el proceso electoral experimentado en el país, lo que ralentizó al sector de la construcción, del cual depende sustancialmente el negocio de Schindler.

“Era importante ver que teníamos oportunidad de explorar más en el equipo de ventas en cuanto a crecimiento del mercado”, apunta, y fue en ese momento que el hecho de escuchar la necesidad de los clientes se convirtió en clave porque las decisiones de la compañía habían sido tomadas en base a sus percepciones personales y no de conocimiento del consumidor. A final de cuentas, el camino fue integrar, al plan estratégico, la percepción de los clientes.

LOS RETOS DEL LÍDER

En Chile Schindler se distingue visiblemente de la competencia luego de más de un siglo como jugador en el mercado, lo que le vale ser percibida como una empresa sólida y de grandes valores.

“Tenemos una estructura muy descentralizada, lo cual es fundamental en el segmento de servicio en el que tienes que responder rápido al cliente”, subraya el directivo. Este distintivo les otorga mayor representatividad y presencia frente a competidores que no consiguen el mismo nivel de conexión y efectividad para dar respuesta expedita a sus clientes.

Croccia está convencido de que tienen que llegar a todos los rincones de la nación y crecer más rápido que el mercado. “La otra parte importante del negocio es proteger nuestro portafolio. En Chile contamos con más de 80,000 unidades”. Comenta que el hecho de que muchos edificios mantengan los mismos equipamientos desde hace 20 años, les abre una ventana de oportunidad para integrarlos a la modernidad, más allá del puro ofrecimiento de refacciones.

Para este líder empresarial es clave mantener los estándares de calidad de clase mundial que distingue a la compañía, y por ello se enfoca a un proyecto de mejora constante de servicios para que, a la hora de instalar un ascensor o una escalera mecánica, garantizar que se haga exactamente con el mismo método que utiliza el grupo a nivel global.

“La instalación es una parte fundamental en este proyecto, y también del lado de los servicios, que es donde laboran. la mayoría de nuestra gente. Tenemos 500 empleados, de los cuales más de 250 son técnicos de servicio. Hemos implementado un programa llamado Mantenimiento Modular que tiene como meta mejorar la calidad y eficiencia en el área”, explica.

SOCIOS DE TODOS TAMAÑOS

La experiencia le dice a Croccia que unirse a socios estratégicos es clave, y para eso una efectiva operación de la cadena de suministro es fundamental.

“No producimos nada en el país, así que dependemos de componentes y piezas de proveedores externos”, arguye, y añade que se encuentran con el reto de responder a sus clientes de manera inmediata y se enfrentan con que no todo lo tienen guardado en el almacén. “La parte grande, que es manufactura de productos no representa mayor problema porque la mayoría lo importamos de China y Brasil, y las fábricas son muy buenas para entregar las unidades a tiempo sin afectar el proceso de instalación”. Añade que están llevando a cabo un proyecto de tracking para la gestión de las distintas herramientas en las instalaciones, lo que les ha ayudado a controlar su uso en el trabajo de campo. En su estructura, estos aliados resultan claves para lograr sus metas a corto, mediano y largo plazo.

Uno de los mejores ejemplos es Hilti Chile. “Schindler es un socio estratégico a nivel global y regional, y fueron la primera compañía en tener nuestro nuevo servicio de Gestión de Activos ON!Track. Este servicio les ha traído importantes mejoras en eficiencia y productividad y ha fortalecido el vínculo comercial a nivel local”, detalla Tom Akers, quien es Gerente General de Hilti Chile. Complementa su red de proveeduría (para la fase de instalación) una serie de “pequeños socios” que han ayudado al negocio a lo largo de los años en un esquema de contratistas que es réplica del management que Schindler aplica en muchos otros países. “Los proveedores están mucho más relacionados con el servicio. Tenemos un encargado de Procurement, en el área de Finanzas, y dentro del negocio de Instalación un área de logística con otro responsable que se encarga de identificar nuestras necesidades y definir los requerimientos para que Compras se encargue de encontrar al socio adecuado”, detalla.

Fiel a su vocación innovadora y creadora tendencias, Schindler se encuentra 100% inmerso en el ecosistema digital y es protagonista líder en la era del Internet de las Cosas (IoT) que ha llegado para instalarse en la industria. Para afrontar este reto, Marcio Croccia sabe que la fórmula es fortalecer la relación con nuevos clientes. “Los requerimientos cambian día a día, así que la compañía no puede ser la misma siempre porque tiene que entender las nuevas necesidades de los clientes. Este es un proyecto muy importante para mantener la posición de Schindler”, concluye.

2019-05-27T09:30:35+00:00

About the Author:

Pablo Hernandez
error: Content is protected !!