Llenan de energía a América Latina

//Llenan de energía a América Latina

Llenan de energía a América Latina

Carlos Barrera dirige Atlas Renewable Energy, empresa líder en Latinoamérica.

Precedido de una experiencia envidiable en el renglón de energías renovables, Carlos Barrera decidió cofundar Atlas Renewable Energy, poderoso consorcio con proyectos contratados en construcción y fase operacional en Brasil, Chile, México y Uruguay que suman una cartera de 1.2 gigawatts (GW).

Su dinámico ritmo de crecimiento le permitió reportar inversiones, en 2018, de 200 millones de dólares y un EBITDA (ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) de 40 millones, cifra que apunta a duplicarse en este año.

En su etapa profesional previa, este ejecutivo egresado de la facultad de Ingeniería de la Universidad Lehigh y con en Master en Business Administration (MBA) en la Universidad de Harvard y la Facultad de Kellog, fungió como Gerente General y Vicepresidente de Latinoamérica para SunEdison, compañía en la que, en un periodo de cuatro años, logró inversiones de 1 billón de dólares a través del desarrollo de más de 500 megawatts (MW) en financiamiento y construcción de diversos proyectos.

Con el respaldo de Actis, uno de los más activos inversionistas en economías en desarrollo, Atlas Renewable Energy ha impulsado una serie de proyectos de energía renovable en Chile, Uruguay, Brasil y México. En este último país, la compañía inauguró la Central Fotovoltaica Guajiro, con capacidad para generar 300 GW al año que, de acuerdo con estimaciones de la empresa, proporcionará energía limpia a más de 120,000 familias durante ese periodo.

Además, se espera que la operación de esta planta evite la emisión de 215,000 toneladas de Dióxido de Carbono (Co2) al año. Cuenta con 370,000 paneles distribuidos en una superficie de 410 hectáreas, área en la que Atlas Renewable Energy estará plantando más de 36,000 árboles y cerca de 7,000 especies no arbóreas, como parte de su compromiso con el medio ambiente.

En tanto, para las tres plantas de energía solar en Brasil, la compañía inyectó 200 millones de dólares en financiamiento y 243 millones de dólares si añadimos Sertão Solar, actualmente en construcción, con lo que estima beneficiar a alrededor de 470,000 familias al año con energía limpia y renovable, además que se evitará la emisión anual de 108,000 toneladas de CO2.

El papel de Carlos Barrera como artífice del desarrollo de los sistemas de energías renovables en Latinoamérica es más que relevante dado que la región cuenta con una extraordinaria cantidad de recursos, como el solar y eólico, explotado principalmente en Brasil y México, y seguidos por Chile y Perú, por ejemplo.

Sumado a estas condiciones, la demanda de estos países incrementa sensiblemente en términos de GW, lo cual incentiva el financiamiento para este tipo de sistemas que, más allá de representar una respuesta a las necesidades de generar energía a través de fuentes no contaminantes y limpias, se distinguen por el atractivo costo para quienes los adquieren. Además, la compañía cuenta con medición de indicadores de desempeño enfocados en mejorar la rentabilidad, y medir el impacto ambiental y social de todos sus proyectos.

ZONA DE INVERSIONES

En el marco de la 2018 Latin American Business Conference, celebrada en Estados Unidos, el CEO de Atlas Renewable Energy dejó claro que los gobiernos de estas latitudes se han visto muy atraídos por esta tecnología gracias a que les ha ayudado a ahorrar hasta siete veces más, en comparación a las soluciones de hace cinco o seis años, en los que los paneles solares pasaron de costar unos 2 dólares por watt [en paneles de 200 watts], a menos de 30 centavos por watt [en paneles de 400 watts].

Con estas condiciones no es extraño que Atlas Renewable Energy, una compañía ampliamente conocida por su experiencia en la implementación de proyectos de energía renovable, haya encontrado apoyos financieros para el desarrollo de proyectos.

“Tenemos amplia experiencia en el campo, así que contamos con una gran base para seguir creciendo, por lo que las entidades financieras han confiado en nosotros y nos han respaldado”, señala Barrera.

El contexto actual de la industria de la energía renovable abre espacios de inversión distintos a los que existían hace cinco

o 10 años, ya que ahora el sector privado tiene una participación creciente. Tal es el caso de las compañías mineras o los grandes retailers establecidos en Latinoamérica que están buscando contratar directamente la energía de fuentes renovables, esquema que se diferencia del anterior donde operaban en el esquema de incentivos, buscando nuevas alternativas para el abastecimiento energético a través de renovables para sustituir el carbón utilizado tradicionalmente.

De la mano del grupo inversionista Actis, responsable de la generación de más de 14.5 GW, Atlas Renewable Energy sienta

una fuerte presencia en la geografía Latinoamericana.

“Operamos en toda la región; algunas de las más relevantes compañías en el sector sólo lo hacen en México, Chile o Brasil. Tenemos la oportunidad de ofrecer nuestros recursos a clientes en todo Latinoamérica”, asegura Carlos Barrera.

Cabe destacar que las condiciones para invertir son distintas en cada país, cada uno tiene regulaciones diferentes, pero estamos viendo que la energía renovable es viable y competitiva en todos los países.

Atlas Renewable Energy está conformada por un equipo con un fuerte conocimiento del mercado e industria, que fueron pioneros en la geografía latinoamericana.

“Muchos de nosotros crecimos con la industria de las energías renovables. Cuando empezamos la planta más grande era de 1 MW; el equipo de liderazgo que hoy conforma Atlas Renewable Energy ha logrado atraer grandes transacciones y estamos ejecutando proyectos de más de 200 MW en la región”, señala Barrera.

La compañía buscar limpiar la matriz energética de Latinoamérica.

“Y lo hacemos realizando contratos a largo plazo con compradores de alta capacidad crediticia”.

Otro elemento importante es el enfoque de la empresa en maximizar el potencial de sus activos, por ello se concentra en la reducción de costos de ejecución y así garantiza valor para su portafolio de clientes. Asimismo, el consorcio ha contribuido en el desarrollo de regulaciones con gobiernos con los que han participado, además de traer al mercado innovaciones y prácticas nuevas, de la mano de directivos con probada trayectoria en el campo de la energía renovable, especialmente en el segmento solar.

Para el corto plazo, el directivo vislumbra grandes oportunidades de inversión en mercados de alto potencial con programas de largo plazo; impulso que contribuirá al beneficio de los sectores energéticos de los países involucrados para generar una agenda de energías diversificadas.

“Tenemos un producto muy relevante y atractivo en términos de precio para los consumidores directos, para grandes corporaciones, segmentos donde podemos crear valor, comenta Barrera.

COMPROMISO CON LA COMUNIDAD

Con el liderazgo de Carlos Barrera, Atlas Renewable Energy se aboca a operar combinando el bienestar de las comunidades (ambos niños y adultos) en las que operan, además de aportar a su desarrollo económico y seguridad ambiental, factores que conforman la vocación ética y prioridad estratégica de la compañía.

“En todos nuestros proyectos establecemos una relación con las comunidades que es distinta a la de la vasta mayoría de nuestros competidores. Vamos más lejos; creemos que tiene sentido ofrecer oportunidades de colaboración a las comunidades lo que significa una mejora de la calidad de vida; esa es una gran diferencia”, explica, y subraya la importancia que reviste cambiar las vidas de la gente para mejorarlas.

En el caso de México, Atlas Renewable Energy se alió con The Pale Blue Dot, promotora de proyectos educativos a largo plazo. Esta unión dio como resultado la creación de aulas digitales en ocho escuelas y una biblioteca pública, en beneficio de más de 400 estudiantes de localidades aledañas a la Central Fotovoltaica Guajiro, en el estado de Hidalgo.

“Estos proyectos de apoyo escolar dotan de Ipads a los salones de clase, además de software con programas educativos e internet, en beneficio de los alumnos”, destaca.

Por otra parte, señala que para garantizar el desarrollo de sus complejos energéticos, la compañía echa mano de contratistas externos para sus actividades de construcción, y supervisa las labores de ingeniería, adquisiciones y ejecución de los proyectos en conjunto con un seleccionado grupo de proveedores especializados que incluyen manufactureras globales de equipos de alto voltaje.

Como parte de este esfuerzo, ejecutivos de la compañía viajan cada dos meses a China, país en el que ha establecido importantes relaciones con fabricantes de los equipos “con quienes realizamos contratos en términos muy trabajados para asegurar un estándar alto de calidad”.

Gracias a este esfuerzo, Atlas Renewable Energy pisa fuerte en América Latina y desde 2017 ha sabido dejar una huella que representa más de 1.2 GW en proyectos contratados, 893, 329 viviendas beneficiadas de la producción de energía de sus complejos, con lo que se ha evitado la emisión de 749,425 toneladas de dióxido de carbono.

“En Atlas Renewable Energy procuramos hacer las cosas con responsabilidad y excelencia en todo: en operaciones, desarrollo y finanzas (entre otros)”, asegura Carlos Barrera. Una verdad sustentada en hechos, en beneficio de las pujantes economías de la región.

2019-07-16T09:57:08+00:00

About the Author:

CEO Staff
error: Content is protected !!