Con dos exquisitas propiedades, The Singular Hotels pisa fuerte en América Latina bajo la experta guía de su CEO, Tomás Sahli.

Por Sebastián Villamil

Bastaron apenas un par de décadas para que The Singular Hotels consolidara una respetable y sólida huella en la industria del hospedaje de alto nivel en América Latina.

Sus dos propiedades, en Santiago de Chile y la Patagonia, son ícono de lujo ligado a la naturaleza, cultura e historia de las localidades donde se encuentran asentadas.

“Es una compañía con corta vida; llevamos aproximadamente 10 años, pero ya tiene una destacadísima trayectoria.

“Nace de la tradición hotelera de la familia fundadora con más de 60 años en la industria”, señala Tomás Sahli, CEO de The Singular Hotels, quien subraya que, para ellos, todo comienza y termina poniendo al huésped al centro de sus iniciativas corporativas.

Cuando este directivo tomó las riendas del consorcio, lo hizo con la convicción de que lo más importante para alcanzar el éxito, en este y muchos otros negocios, es crear una experiencia transformadora en el cliente.

Más allá de esto, afirma que la compañía se ha abocado a transformar la vida de quienes interactúan con ella, sean estos huéspedes, colaboradores, proveedores y stakeholders.

“Creemos que con un saludo amable en la mañana; con una sonrisa, podemos impactar positivamente en la vida de aquellos con quienes tenemos contacto.

“Esto sumado a la experiencia en el negocio, más la cultura de la compañía, la hace una empresa con todas las cualidades para ser exitosa de cara al futuro”, comenta, y detalla que su enfoque se centra en ofrecer hotelería de alto valor agregado para turistas internacionales.

EJES CENTRALES

El plan de negocio de este estratega de la industria se mantiene constantemente abierto a la posibilidad de ampliar el negocio a nuevos segmentos de hotelería a partir de los activos con los que cuenta la compañía y el know how adquirido gracias a su amplia experiencia en la industria.

Para ello descansa especialmente en tres pilares fundamentales: excelencia en el servicio, cultura de equipo, e innovación.

Sahli entiende a la excelencia como el proceso de hacer extraordinario lo cotidiano lo cual significa que labores tan comunes como housekeeping (limpieza de habitaciones) o de cocina pueden hacerse de manera distinta y marcar una diferencia.

En torno a la cultura de equipo, destaca la importancia que reviste para consolidar un adecuado management en el manejo del negocio, gracias a la diversidad y habilidades de su grupo de trabajo.

Y el tercer punto, que es la innovación, explica que ha sido clave en la generación de nuevas experiencias para sus clientes.

Para lograr estos objetivos la compañía dedica especial atención en su equipo de colaboradores.

“No estamos tratando de retener a todos. Seleccionamos a aquellos que realmente queremos retener, lo cual va acompañado de una adecuada selección de personal.

“En todas las industrias es importante capacitar y retener a gente de buen nivel y, por eso, es una de las cuestiones especiales en las que nos estamos enfocando. Claramente es un desafío”, advierte.

Destaca que una importante diferencia, respecto a los demás jugadores de la industria, es que la empresa genera un sentimiento de pertenencia con sus colaboradores.

“Para mí es un orgullo trabajar en The Singular Hotels, y quiero que quienes trabajan con nosotros piensen lo mismo y que eso se transmita al resto de los candidatos que quieran trabajar con nosotros”, subraya Sahli.

Las personas y el equipo que conforma la compañía, añade, superan a sus competidores en calidad, servicio, y construcción de productos.

Este estratega de la industria resalta la buena relación que han logrado cimentar con sus proveedores, especialmente los adscritos en el renglón de Alimentos y Bebidas, con quienes signan compromisos de largo plazo con lo que les abren las puertas para que sus productos preparados lleguen a huéspedes de alta exigencia.

“Les damos acceso a un mercado Premium que les ha permitido ingresar a mayores estándares de calidad. Creemos que ellos son parte fundamental de nuestro éxito”, asegura.

Sumado a esto, considera fundamental atar lazos con proveedores locales dado que una de las características más importantes de la marca es que se ha desarrollado en base a la íntima relación que establece con el patrimonio cultural, social y natural de los lugares en los que se asientan las propiedades.

“Muchos proveedores de primer nivel en Chile han abierto mercados internacionales donde se pagan mejores precios, lo cual es más conveniente para ellos en términos de utilidades”, comenta.

Por otra parte, asegura que esta relación de largo plazo les ha permitido contar con insumos de origen chileno que sólo se venden en los mercados internacionales.

“En nuestra carta de restaurante tenemos productos de primerísimo nivel que, si no fuera por esta relación que se forjó al inicio de la compañía, no podríamos dar esa oferta fundamental para nuestros clientes”, apunta.

Con esta ganadora fórmula es como The Singular consolida su presencia en la industria del hospedaje Premium y asegura su futuro como jugador fundamental para un sofisticado viajero, siempre a la búsqueda de servicios de clase mundial en sitios de invaluables legados históricos, culturales, naturales y gastronómicos. Sin duda alguna, toda una experiencia reservada para el más exclusivo perfil de cliente.