Carlos Gallego lidera con gran éxito las 17 marcas de Grupo Nutresa.

Por Éric Gaxiola Aldama

Carlos Gallego es muy ambicioso. El director general de la compañía colombiana Grupo Nutresa pretende llegar a 2020 con entre 12 y 14% más de ventas. En tiempos en que la mayoría planea sólo sobrevivir, este hombre tomó las riendas de un negocio que quiere crecer al doble.

Tal pretensión está basada en el plan de combinar expansión orgánica e inorgánica. “En los últimos 15 años, hemos llevado a cabo 19 adquisiciones. Creemos que para el futuro tendremos más y seremos más selectivos; buscaremos nuevas capacidades para crecer en la compañía de manera saludable. También estamos trabajando en darle novedades al mercado, tan sólo en el último trimestre casi 17% de las ventas correspondieron a innovación.”

Gallego habla de la estrategia de una empresa que conoce desde las entrañas. El directivo trabaja en Grupo Nutresa desde 1991. Lleva 26 años en la organización y ésta, la más alta en la firma, es su onceava posición. Bajo su liderazgo, este consorcio cuenta con 17 marcas que venden más de US$50 millones cada una.

La historia de la compañía es, claro, mucho más antigua. Grupo Nutresa nace a comienzos del siglo XX en medio del desarrollo industrial colombiano. En 1920 se crea Compañía Nacional de Chocolates Cruz Roja, convertida más adelante en Compañía Nacional de Chocolates S.A. –CNCH–. Para los primeros años del siglo XXI, la compañía inicia un proceso de transformación empresarial que la lleva a convertirse en una sociedad matriz bajo el nombre de Inversiones Nacional de Chocolates S.A. Al final su nombre quedaría como Grupo Nutresa S.A.

A partir de ese momento el consorcio aceleró su proceso de expansión con la adquisición de empresas. Operativamente está compuesta por los siguientes segmentos de negocio: cárnico, galletas, chocolates, Tresmontes Lucchetti –TMLUC–, cafés, alimentos al consumidor, helados y pastas.

El grupo tiene 45 mil 618 empleados, 73% de ellos en Colombia. Cuenta con 46 plantas y tiene presencia en 14 países, entre éstos: Malasia, Chile, Estados Unidos, Perú y México. En Colombia, la gestión administrativa se apoya en Comercial Nutresa (secos) y en el Negocio Cárnico (congelados y refrigerados), así como en canales de venta alternativos, como Novaventa (ventas por catálogo y máquinas dispensadoras) y La Recetta (alimentación institucional). En el exterior, cuenta además con compañías propias de distribución exclusiva.

El éxito del crecimiento en Grupo Nutresa está en el conocimiento del consumidor, el comprador y los clientes, afirma Gallego. “Tenemos una segmentación muy sofisticada del mercado y estamos muy cerca de la red de distribución. Nuestro modelo de negocio se basa, primero, en las personas de la organización, en segundo lugar en las marcas fuertes y, tercero, en las capacidades para servir a clientes y compradores.”

Otro aspecto muy importante para el buen desempeño de este grupo es cuidar la productividad, “en todos los espacios de la empresa, no sólo logística o fabricación, sino también en lo financiero, utilizamos capital de trabajo con óptima asignación. Tenemos que trabajar sin comprometer el alto capital de trabajo en comparación con nuestros competidores, corremos varios proyectos para hacer eso”.

En los procesos de fabricación, el líder de Grupo Nutresa encabeza un programa de Mantenimiento Productivo Total Ampliado para reducir las pérdidas y mejorar la eficiencia en gran parte de las instalaciones de fabricación en las regiones. La compañía trabaja también en la plataforma matriz para servir a todos los mercados de diferentes lugares en función de la competitividad y combinar las ventajas de aprovechar los acuerdos comerciales.

Además, corre una estrategia global de adquisiciones, conexiones y muchos productos propios. Tienen carne procesada, galletas, chocolates, café, el envase de éste, pasta, helados, restaurantes. “Tenemos un índice de materias primas y lo seguimos no sólo en los dólares comprometidos y las monedas locales, todo lo que consideramos una compra es un punto clave y tratamos de trabajar con lo más vanguardista en tecnología para comprar en todo el mundo, incluso tenemos una oficina de compras en China”, explica.

Los principales competidores de Grupo Nutresa son empresas globales, también algunas grandes compañías multilatinas. Gallego asegura que su fuerza principal frente a la competencia es la cantidad de distribución que pueden realizar en cada segmento. “El conocimiento que tenemos sobre los mercados en los que operamos y nuestra flexibilidad y rapidez en comparación con otros jugadores son nuestras principales ventajas a explotar, no sólo en los productos sino en el modelo de negocio y procesos.”

Otros puntos fuertes del grupo, subraya, es ser una empresa con buenas prácticas gubernamentales, “eso nos da la oportunidad de acceder a los mercados públicos como una sociedad que cotiza en la bolsa. Tenemos ventas sólidas y un balance seguro, lo que nos permite ser muy agresivos en lo comercial, y moderados y conservadores en lo financiero”. En la compañía, además, se respetan los nuevos proyectos, no se les recortan presupuestos ni se les ponen trabas.

La sostenibilidad es clave también para el éxito del grupo en un mundo altamente competido. “Somos la empresa número dos en el mundo, según el Índice de Sostenibilidad de Dow Jones. Somos la primera y única compañía multilatina en este ranking. Vemos que esta sostenibilidad crece y triunfa en un mundo hipercompetitivo porque nos da la oportunidad de identificar y gestionar riesgos y oportunidades”, destaca.

Para Gallego, la ética y el comportamiento de la empresa son claves para el futuro y señala que trabajan con los proveedores con un conocimiento completo de sus expectativas y necesidades junto con las prioridades de la compañía. La combinación de esos factores, la perspectiva de la región y el tipo de negocio en el que trabajan les da la capacidad de construir una matriz. “Si se analiza esa matriz, se pueden priorizar los atributos y trabajar conectados a la sociedad y tener una estrategia conectada con las expectativas de esta sociedad, por lo que realmente creemos que es muy importante la forma en que actuamos.”

Gallego concluye su reflexión apuntando que el grupo entero tiene un propósito común: construir un mejor trabajo, desarrollando y apoyando a todos. “Esa es nuestra idea superior; es la forma en que venimos todos juntos a trabajar todos los días para tener una mejor empresa, una sociedad mejor, buenos empleados, personas con talento, profesionales trabajando juntos por el mismo objetivo”, concluye.