Nutrición de clase mundial

//Nutrición de clase mundial

Nutrición de clase mundial

Yara Internacional es liderado por Marcelo Altieri en el Cono Norte.

Desde que Marcelo Altieri llegó a Yara, como Director Cono Norte de este gigante noruego desarrollador de soluciones para nutrición vegetal y agricultura de precisión, se dio cuenta que en lo que había que trabajar era en generar valor para los agricultores.

“Lo primero que teníamos que entender, en ese momento, era quién era nuestro cliente. Yara es una compañía de nutrición, de nutrición mineral; nosotros producimos y vendemos fertilizantes minerales, y lo hacemos a través de una red de distribución muy importante en la región”, explica el directivo.

Yara es la empresa más antigua en el segmento de fertilización mineral en el planeta con alcance para más de 20 millones de agricultores quienes utilizan productos de alta calidad ricos en nutrientes como nitrógeno, fósforo, potasio, calcio y magnesio, además de una serie de micronutientes capaces de prevenir y curar las deficiencias que eventualmente puedan presentar ciertos tipos de tierras y cultivos.

“Considero que tenemos una muy buena posición pero, sobre todo, creo que nuestras soluciones ayudan mucho a marcar la diferencia, a contribuir con esos dolores que tienen los agricultores, aumentando la productividad, calidad de sus cosechas y rentabilidad de sus cultivos; esa es la clave para el posicionamiento”, señala Altieri.

De acuerdo con este experto, 50% de los alimentos que se producen en el mundo son responsabilidad de la fertilización mineral y se han convertido en el invento que ha salvado más vidas desde su creación. Sin ellos, la mitad de los alimentos no existiría.

“En Yara estamos trabajando para enfrentar ese reto porque, además, tenemos que adicionarle que la población mundial para 2050 va a ser de 9.8 billones de personas. Y un desafío extra: 70% de las personas van a vivir en las ciudades”, advierte.

Altieri detalla que Yara cuenta con el desafío de ser el motor que ayude a crear valor compartido con la sociedad y los agricultores, a través de la transferencia de conocimiento y su más de un siglo de experiencia, para generar agricultura sostenible basada (sobre todo) en la reducción de emisiones. Esos son los pilares sobre los cuales nos posicionamos en el mercado para enfrentar las necesidades”, expresa el estratega, quien alerta en que la opción 100% orgánica no es suficiente para responder a la demanda alimentaria del planeta, aunque representa un buen complemento.

La misión de Yara, señala Altieri, es alimentar el mundo de manera responsable y proteger al planeta con la producción de alimentos en menos espacio y con la generación de menores desechos esto es un gran desafío. Para lograr esta meta, considera fundamental nutrir a los cultivos con la cantidad adecuada de minerales para asegurar su adecuado desarrollo. Para ello, es clave la utilización de fertilizantes amigables con el medio ambiente y sistemas productivos de bajo impacto en la atmósfera.

“Y en eso, Yara ha trabajado mucho, ese es uno de los desafíos, y los planes que tenemos son posicionar en el mercado productos que contribuyan a la productividad y rentabilidad de los agricultores sin generar impacto ambiental”, asevera.

El directivo está convencido de que, para alcanzar la excelencia operacional, es esencial conocer a la organización a fondo para poder realizar mejoras que les permitan entender las necesidades de los clientes para, así, desarrollar soluciones que les ofrezcan el suficiente valor para cumplir con sus expectativas.

“Las empresas invertimos mucho tiempo en alcanzar la excelencia operacional, pero invertimos poco tiempo en entender las necesidades de los clientes. (…) Por eso, para mí, la excelencia operacional debe ser un proceso continuo de mucho cambio. Tenemos que transformar la empresa en algo que esté evolucionando permanentemente”, destaca.

Explica que el enfoque de la compañía se centra en su capital humano y en la capacidad de los equipos.

“Para lograr ser excelentes necesitamos contar con el mejor talento, por eso en nuestro logo ves la frase Knowledge Growths (el conocimiento crece)”, apunta.

Cada área de la compañía, añade Altieri, cuenta con un programa de excelencia operacional, como es el caso de comercial y cadena de abastecimiento (fulfillment), además de modelos de competencia agronómica y de ventas, entre otros. Todo esto con la finalidad de mejorar el nivel profesional de sus colaboradores y generar valor al usuario final.

La manera en cómo Yara fomenta el trabajo en equipo a través de lo que la empresa llama cross functional teams, que consta de equipos que trabajan en un proyecto con la colaboración de distintas áreas que aportan una visión distinta.

“A través del trabajo colaborativo ayudamos a que todo el proceso de transformación de la compañía nos lleve a ser una empresa más innovadora, que entiende mejor las necesidades del mercado, pero desde distintos ángulos. Además, contamos con varios espacios de innovación que nos ayudan a fortalecer esa colaboración interdisciplinaria”, subraya Altieri.

Explica que todas las áreas son claves y el proceso sólo funciona cuando se enfocan a generar valor a los agricultores. Añade el directivo que este año Yara ha sido reconocida, dado su gran ambiente laboral, por la calificadora especializada Great Place to Work y por sus propios propios colaboradores.

“El 86% de los empleados de la compañía se siente orgulloso de trabajar en Yara, y esto es lo que nos ayuda a mantener un ambiente de colaboración entre las distintas áreas. Siempre enfocados en generarle valor a los agricultores”.

De acuerdo con el responsable del negocio de Yara en el Cono Norte de Latinoamérica, unos de sus grandes diferenciadores frente a la competencia es su amplio conocimiento del mercado, además del valor de sus colaboradores. A esto se le suma que no sólo se concretan con trabajar con el distribuidor, sino que operan a lo largo de toda la cadena de valor y establecen acuerdos con socios clave.

“Tenemos alianzas con distintas empresas agroalimentarias, que están en la otra punta de la cadena, entendiendo cuáles son las necesidades para que, a través de un correcto plan de nutrición, los agricultores logren una calidad diferente que les permita obtener un mayor ingreso y, de esa manera, puedan vender mejor sus productos”, subraya, y dice que, además, la industria alimentaria, que exige productos de alta calidad e inocuos, así garantiza obtenerlos y estar dispuesta a pagar más también.

Altieri destaca que otro rasgo distintivo de Yara es que se trata de un consorcio que permanentemente fomenta la diversidad en todos los aspectos ya sea religiosa, de género, ideológica, etcétera.

“Una empresa diversa contribuye a ser más adaptable al cambio. Lo único constante en la vida es el cambio; el poder adaptarnos al mercado, a las nuevas situaciones que enfrentamos en el día a día nos ha ayudado mucho a ser una empresa muy diversa”, señala.

PROVEEDURÍA Y MATERIA PRIMA

Las materias primas con las que se fabrican los fertilizantes minerales son, principalmente nitrógeno que se capta de la atmósfera para, por medio de un proceso químico, fijarlo en un gránulo de fertilizante. Otros elementos son fósforo, potasio y calcio, por mencionar algunos, los cuales provienen de distintas partes del mundo hacia los sitios de producción donde se procesan y generan, con tecnología, los nutrientes que tienen como destino final al campo.

“Los proveedores han sido muy importantes en las alianzas que hemos tenido, pero mucho es el trabajo a lo largo de toda la cadena

de valor, desde la proveeduría hasta llegar, no sólo al agricultor, sino ir un paso más allá, hacia la cadena de valor alimenticia (food chain)”.

Añade que una vez recibida la materia prima cruda, Yara se da a la tarea de implementar un complejo proceso de transformación hasta llegar al usuario final e impactar en la cadena alimentaria.

“Cuando una empresa de alimentos decide pagar más por un producto que sale del campo, el agricultor gana más, puede invertir en tecnología, comprar nutrientes de la mejor calidad y de la más alta asimilación, y con menor impacto ambiental. En ese caso nos veos beneficiados Yara, nuestros distribuidores y el ambiente”, afirma.

Destaca que a través de la incorporación de tecnología es como adicionan valor agregado a los productos agrícolas que son pagados por la industria de alimentos porque se traduce en calidad, vida de cosecha y bajo impacto de huella de carbono, entre otros.

“De lo que gana el agricultor, nosotros, de la base de lo que él trabaja, le agregamos un poco y de ese poco que le agregamos queremos una partecita”, detalla.

Explica que los responsables de la cadena de abastecimiento son quienes aseguran el suministro. En esta área Yara ha invertido importantes recursos canalizados, por ejemplo, en la instalación de un centro logístico en la región desarrollado en 2018, el más importante de Yara en Latinoamérica, “en el cual estamos entregándole a nuestros clientes un servicio completamente diferente, con menores tiempos de espera y mayor capacidad de entrega”.

En esta planta la empresa invirtió 35 millones de dólares para ofrecer un servicio logístico de clase mundial con atención diferencial y productos noruegos y de la región del más alto nivel.

El directivo comenta que cuando los cultivos necesitan un elemento, no pueden esperar, por eso es que la cadena de suministro

juega un papel fundamental y es que las estaciones van cambiando, los cultivos creciendo y, si no reciben los nutrientes en el momento indicado, la rentabilidad y productividad se verán necesariamente afectadas.

Desde 2015, Yara ha inyectado 170 millones de dólares. En el puerto de Cartagena han invertido 35 millones en otro centro logístico, a lo que se suman recursos destinados a bodegas, infraestructura y en mejorar los procesos productivos de los fertilizantes para hacerlos con tecnologías más limpias, además de generar productos con mayor asimilación, respuesta y de alto valor para sus clientes. A diferencia de su competencia Yara es una empresa totalmente integrada, con minas propias y procesos productivos únicos, por mencionar un par.

“El principal proveedor es Yara Production, que es una empresa que abastece parte de Sales and Marketing. Como compañía integrada y que nos abastecemos principalmente de commodities que después transformamos, los proveedores son muy diversos”, aclara el ejecutivo. Otra arista fundamental en el tema logístico la representan los transportistas quienes hacen posible que entreguen directamente los productos hasta fincas, huertos y ranchos de las localidades en las que operan.

AGRICULTURA SOSTENIBLE

Por otro lado, dado que se trata de una industria que utiliza gas natural, Yara se aboca a generar fertilizantes a base de energías

renovables, por ello recientemente firmaron un contrato encaminado a sustituir las energías fósiles por verdes.

“Yara es una empresa en constante innovación, lo que me parece fundamental para la industria. Las empresas deben tener esa capacidad de adaptación porque los cambios en el mercado son sustanciales.

Hemos visto caer muchas compañías por no innovar en su modelo de negocio, por eso lo fundamental es continuar investigando y generando nuevas tecnologías, pero también trabajando de la mano de la extensión, es decir, transferir el conocimiento”, advierte.

Una de las asignaturas pendientes en Latinoamérica es evolucionar hacia una nueva era.

“En nutrición hay muchísimos avances, lamentablemente estamos en un sector donde la agricultura y los agricultores son muy tradicionales, son muy difíciles de cambiar. En su mayoría siguen haciendo lo que hacía su abuelo, pero no en el mismo carro del abuelo, andan en nuevos y más eficientes, porque consumen menos gasolina, pero usan fertilizantes de 1930”.

En esta necesaria transformación del sector , la adopción de nuevas tecnologías en Latinoamérica es un tema ineludible y Yara cuenta con las herramientas necesarias para que los productores impulsen el crecimiento de estas economías hacia un estadio óptimo de rentabilidad y productividad con inversiones inteligentes en tecnología de punta.

2019-09-03T10:38:35+00:00

About the Author:

CEO Staff
error: Content is protected !!