El paciente va primero

//El paciente va primero

El paciente va primero

Con Rodrigo Puga como su CEO, Pfizer México busca consolidarse.

Luego de tres años como Director General de Pfizer México, Rodrigo Puga recuerda que a su llegada a la compañía se encontró con varias áreas de oportunidad, una de ellas era potenciar la presencia de Pfizer en México cumpliendo con lo que marca su misión, que es generar más medicamentos innovadores y ponerlos en las manos de los pacientes.

Para lograr esta misión, el estratega se puso una segunda prioridad que fue fortalecer a sus equipos de trabajo con el mejor talento en la materia para, en los tres últimos años, abocarse a lanzar nuevos medicamentos.

“El año pasado lanzamos seis productos, el año previo sacamos cuatro y en el primer año que estuve aquí lanzamos tres, así que hemos estado acelerando el número de productos lanzados y a la venta en el mercado”, afirma.

Por otro lado, Puga se dio a la tarea de transformar profundamente al equipo de liderazgo en México con el cambio de más de la mitad de ellos y generó rotaciones para enfocarlos a cumplir metas diferentes.

Detalla que el nivel de inversión en salud en México es muy bajo, comparado incluso que otros mercados latinoamericanos, especialmente en lo que concierne a acceso a nuevos productos, lo cual lo convierte en un entorno todavía más retador.

“De cada 100 productos oficialmente presentados para registro sanitario en el mercado, sólo cuatro llegan a la población y esto normalmente se lleva cinco años”, afirma.

Comenta que, en los últimos tres años, han comenzado a moverse de manera positiva y han introducido algunos de sus productos

más importantes a instituciones para que la población en general tenga acceso a ellos. Además apoyan al gobierno en el Programa Nacional de Vacunación con lo que han protegido, cada año, más de 2 millones de bebés en el país y, en general, su ayuda suma a más de 13 millones de mexicanos con su portafolio, lo cual representa un orgullo para la farmacéutica.

En el último par de años, Pfizer México ha introducido productos para institutos de seguridad social, de entre los que destacan los desarrollados para el combate de la hemofilia y antibióticos, entre muchos otros.

“Creemos que estamos haciendo una diferencia porque no sólo estamos trayendo esos productos al país, sino que nos estamos asegurando que lleguen a la mayoría de los mexicanos”, subraya el directivo.

Explica que, en sintonía con la estrategia dictada por el nuevo CEO global de Pfizer, la sede mexicana se aboca a seguir cumpliendo con su misión, que consiste el lanzamiento de medicamentos que cambien las vidas de los pacientes, todo esto cumpliendo con metas concretas a nivel global y local. En el primer caso esperan impactar a 100 millones de pacientes con el lanzamiento de 25 nuevos medicamentos para el año 2025.

“Queremos hacer lo mismo en México donde queremos traer todas estas innovaciones. Nos enfocaremos en nuevas vacunas, antibióticos para el sector salud y desarrollos contra enfermedades inflamatorias autoinmunes. A eso nos vamos a enfocar en los siguientes cinco años”, señala.

Considera que su perspectiva a futuro es muy positiva, especialmente después de haber pasado unos años con pérdida de patentes en muchos de sus medicamentos, y es que, con los nuevos lanzamientos, los cuales esperan sean aceptados por las agencias reguladoras y que estén al alcance de los pacientes.

De acuerdo con este líder empresarial, una de sus ventajas competitivas más relevantes es su cultura corporativa que busca que cada uno de los empleados sienta la compañía como propia y esto debe permear en todo lo que hacen. Esto, considera, es especialmente destacable dada la envergadura de una organización de 100 mil empleados y altas métricas, por eso es que esta tarea se ha convertido en su prioridad número uno.

Para el corto plazo, señala, la empresa se enfoca en fortalecer ciertos aspectos importantes de su cultura con la idea de poner al paciente siempre al centro de todo lo que hace la compañía y por ello el nuevo CEO ha iniciado el puesto de Chief Pacient Officer (CPO), integrado al board de directivos, así que las decisiones serán filtradas en virtud de lo que los pacientes requieren.

El otro reto de la multinacional es ser audaz en términos del alcance de sus estándares, los cuales fijan muy alto.

“Lo más importante es el paciente y cómo podemos acelerar el lanzamiento de medicamentos para hacerlos accesibles para ellos. Queremos reducir todos los procesos administrativos y hemos lanzado algunas iniciativas para lograrlo y para ello tenemos equipos trabajando diariamente en simplificar nuestras operaciones”, afirma, y destaca que dado que aman los acrónimos, a esta tarea la llaman FFP (Fit For Purpose), lo que significa que todo lo que hacen tiene un propósito lo cual asegura que cada paso que den esté basado en FFP para generar un impacto en los pacientes.

Destaca que cuentan con una cadena de valor totalmente integrada con la que producen casi todo lo concerniente a los productos, aunque adquieren de compañías externas ciertas sustancias activas y excipientes, bajo políticas y procesos de calidad muy rigurosos.

“En nuestra cadena de valor, la calidad y eficiencia de nuestros productos es en todo y en Pfizer lo controlamos y no lo damos a terceros”, advierte, y subraya que estos procesos se validan al 100% por bajo los estándares de calidad más altos.

Esto no quiere decir que Pfizer México deje de echar mano de terceros para sus operaciones, lo hace para el tema de instalaciones para sus actividades, y agencias para consultoría especializada.

Dado lo delicado del producto que manejan, Rodrigo Puga asegura que es crucial mantener relaciones duraderas con sus proveedores, no sólo desde el punto de vista de los costos, sino también para asegurar la reputación de la compañía.

“Nuestro logo azul es sinónimo de calidad para pacientes y médicos”, subraya.

El directivo destaca que la compañía trabaja en dos frentes en sus labores de procurement. Por un lado, el enfocado a las plantas manufactureras y el otro para el resto de las actividades. La razón de esta separación es porque atienden diferentes tareas dado que, por ejemplo, mientras una se dirige a la compra de activos como computadoras o automóviles, la otra se dedica a la adquisición de ingredientes para la elaboración de los medicamentos.

De acuerdo con el estratega su competidor más fuerte es la falta de conocimiento.

“Por eso destinamos mucho tiempo y esfuerzo a compartir información acerca de nuestras medicinas. A medida que incorporamos innovaciones continuamente también requerimos comunicarlo a la gente para que entienda cómo es que estos medicamentos pueden utilizarse”, destaca.

Esto incluye poner a la mano de los pacientes los formularios de los medicamentos y el compartir información clínica con la comunidad médica, así como información detallada de distintos padecimientos para que los pacientes sean capaces de tratar sus propias enfermedades.

Con un estratega de la talla de Rodrigo Puga, Pfizer México consolida su presencia en el mercado como una de las compañías que mejor marca la pauta de la industria de la mano de la más alta tecnología pero, sobre todo, con estándares de calidad de clase mundial.

2019-07-16T09:50:10+00:00

About the Author:

CEO Staff
error: Content is protected !!