Una líder con el acelerador a fondo

//Una líder con el acelerador a fondo

Una líder con el acelerador a fondo

En la industria automotriz, Mayra González, CEO de Nissan Mexicana, brilla.

Por Leonardo Peralta

La esquina de las calles de Guatemala y Brasil en el Centro Histórico de la Ciudad de México es una de las sedes de la revolución de la movilidad humana liderada por la empresa japonesa Nissan Motors. Allí se encuentra el primer sitio de taxis eléctricos en el país con vehículos de modelo Leaf de la compañía, el primer paso hacia un mercado dominado por autos eléctricos, conectados a servicios de datos y equipados con sistemas de inteligencia artificial. En México esta revolución es liderada por Mayra González quien, desde mayo de 2016, es Presidente y Director General de la empresa en México y una de las ejecutivas que demuestran la capacidad de adaptación de la industria automotriz a los nuevos tiempos.

La llegada, hace un par de años, de esta egresada de la Universidad Tecnológica de México (Unitec) y con posgrados en el IPADE y la Harvard Business School, es un hito para la armadora, no sólo por la juventud de la ejecutiva quien tomó las riendas de la empresa con apenas 39 años de edad, sino por ser una de las primeras en romper el llamado “techo de cristal” en la industria automotriz, al convertirse en la primera directora de una operación nacional de Nissan Motors en el mundo.

La industria automotriz solía estar dominada por especialistas en áreas como mecánica, diseño automotriz e ingeniería eléctrica. Casi todos hombres. El ascenso de Mayra en Nissan Mexicana, quien estudió la carrera de mercadotecnia y comenzó su camino en la empresa en 2007 como gerente nacional de ventas, es muestra de la transición de un sector que en esta década pasó de fabricar y vender automóviles a ofrecer experiencias de transporte que incluyen vehículos automotores junto con scooters, bicicletas y quizá en un futuro no muy lejano aeronaves y medios emergentes que apenas comienzan a hacerse visibles como el Hyperloop, tren que circula dentro de un tubo al vacío a velocidades supersónicas.

ALIANZAS GANADORAS

Nissan Motors es uno de los titanes de la industria automotriz global desde 1999 cuando pactó una alianza con la francesa Renault y la también japonesa Mitsubishi Motors. En 2017 la empresa facturó aproximadamente 105,000 millones de dólares. Por su parte Nissan Mexicana ha sido líder en ventas por más de nueve años y en los primeros 11 meses de 2018 la empresa comercializó más del 21% de todos los vehículos vendidos al mercado nacional mientras que, de los cinco modelos de vehículo para pasajeros más fabricados en el país, dos vienen de la empresa nipona: Sentra y Versa.

“Algo hermoso de la industria automotriz es que siempre existen numerosas oportunidades para mantener el liderazgo”. Para ello la ejecutiva se ha acompañado de una fuerza laboral de más de 19 mil personas, además de una red con más de 230 distribuidores en territorio nacional.

Sostener el liderazgo de Nissan Mexicana es una tarea retadora en un entorno donde jugadores emergentes como Uber y Tesla están cambiando el foco de la industria hacia una donde los vehículos de combustión interna y conducción humana son reemplazados por distintas formas de movilidad más amigables con el medio ambiente y con menor dependencia de los humanos.

Por ello Mayra señala que el futuro de la armadora en México y el mundo dependerá de tres ejes, “la disrupción en la industria automotriz estará centrada en conectividad, conducción autónoma y electrificación de los vehículos”. Por ello la empresa lanzó en 2017 la estrategia denominada Nissan M.O.V.E. to 2022, cuyas cuatro letras significan Mobility, Operational Excellence, Value to Customers y Electrification.

COLABORACIÓN DE NUEVA ERA

Estos ambiciosos objetivos exigen formas nuevas para el trabajo. Por ello González señala que la empresa está trabajando en esquemas para generar nuevos sistemas de colaboración.

“Uno de los proyectos que estamos desarrollando al interior de Nissan Mexicana consiste en la creación de equipos multidisciplinarios con personas de distintas áreas quienes colaboran en la resolución de algún reto de negocios. Esto podría cambiar la forma en la que la empresa hace negocios hoy día y creo que tendrá un impacto sumamente positivo para ésta”. Así, en un mismo equipo pueden colaborar, hombro con hombro, personas de áreas tan distintas como finanzas, diseño y cadena de suministro, áreas que tradicionalmente no tienen gran interacción entre sí para desarrollar soluciones que rompan los esquemas tradicionales.

No es coincidencia que la letra O de la estrategia M.O.V.E. to 2022 corresponda a la excelencia operacional que será un eje central para el desempeño de la empresa en el porvenir. La vasta red de proveedores que Nissan Mexicana tiene en todo el país, pero especialmente en las cercanías de sus fábricas en los estados de Morelos y Aguascalientes ayudarán no sólo en la proveeduría sino en la creación de los vehículos de la marca.

“Cada uno de nuestros autos requiere años de colaboración con nuestros proveedores, por lo que las piezas y partes de los vehículos serán producto de una intensa labor de diseño de la mano de ellos”, señala.

La ejecutiva indica que la evolución tecnológica de Nissan Mexicana pasa por la colaboración con los proveedores.

“Nuestro propósito es mirarlos como socios y queremos ser abiertos y transparentes con ellos en todo lo que podamos. Esto es fundamental porque producimos vehículos no solo para el mercado mexicano, sino para plataformas de exportación”, dijo la directiva, conciente de que Nissan Mexicana es responsable de 12 de cada 100 autos que salen por las fronteras y puertos del país hacia mercados exteriores según datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

RED DE CONCESIONARIOS

Esta labor de mejora interna también aprovechará sinergias con NR Finance México, su brazo financiero en México, que durante el liderazgo de Mayra ha concedido alrededor de 1.1 millones de créditos para la adquisición de vehículos.

“Ha sido de gran ayuda para cubrir las necesidades del mercado complementando nuestra oferta de vehículos con herramientas financieras que facilitan su adquisición”. Esto incluye la red de concesionarios que hacen llegar los vehículos de Nissan Mexicana hasta los clientes en todo el país. Esta red fundada en 1966 cuenta con más de 230 agencias distribuidoras en todo el país que además fungen como embajadas de la marca, mostrando innovaciones como las estaciones de carga para vehículos eléctricos.

De acuerdo con Mayra, quien durante estos años en la dirección general de Nissan Mexicana ha dirigido inversiones por más de 5,000 millones de dólares en la expansión de sus plantas ensambladoras en Aguascalientes y Morelos, la calidad y sofisticación de los procesos creados en la operación mexicana se han convertido en ejes para el resto de la corporación. “La importancia de Nissan Mexicana es muy alta y en varios rubros somos la referencia para el resto de operaciones de la empresa en todo el mundo”.

La labor de la ejecutiva dentro de la empresa no termina con el incremento de las variables directas de negocio.

De acuerdo con datos del perfil de la industria manufacturera publicado por el Inegi en 2013, en la rama automotriz la presencia del talento femenino es de apenas 38 por cada 100 empleados y concentrado en las áreas operativas.

La presencia de la ejecutiva en la empresa muestra un espíritu de cambio en Nissan, pero ella busca ir más allá. Por ello impulsó la integración de tres mujeres en el comité operativo ejecutivo en las áreas de Recursos Humanos, Compensación y Transformación del Negocio. Por si fuera poco, también encabeza el Comité de Diversidad que atiende con políticas y estrategias a minorías como la población LGBT+ y quienes padecen alguna discapacidad.

Las dimensiones del crecimiento de Nissan Motors y de su operación mexicana pondrán presión sobre la compañía y cada uno de sus miembros. En el horizonte aparece ya un planeta donde la combustión interna dejará de reinar en el mundo automotriz, así como la emergencia de nuevas formas de propiedad y uso de vehículos pondrán bajo la responsabilidad de Mayra González la tarea de liderar una comunidad comprometida con una empresa que busca retener el liderazgo en el mercado en base a innovación, compromiso y el cuidado por el elemento humano, el activo más importante para asegurar el presente y afrontar el futuro.

Mientras tanto en el Centro Histórico de la Ciudad de México la revolución automotriz de Nissan Motors comienza a hacerse visible y al alcance de todos.

2019-01-10T12:54:11+00:00

About the Author:

CEO Staff
error: Content is protected !!