`Una persona feliz produce mucho más´

`Una persona feliz produce mucho más´

Thierry Gonnet, Director General de Adecco México, habla de la importancia de procurar el bienestar de los empleados.

 

Es innegable que una persona feliz con su trabajo es mucho más productiva.

Para Thierry Gonnet, Director General de Adecco México, el que una empresa genere esquemas que propicien bienestar para sus empleados es clave, además de promover el balance entre el trabajo y la familia.

En entrevista, el CEO de la empresa de recursos humanos más grande del mundo explicó que otorgando lo anterior puede reducir costos de rotación y evitar la pérdida de talento.

Como resultado de lo anterior, Gonnet admite haber aprendido a lo largo de una trayectoria de 25 años en Adecco la sencillez que se necesita para moverse en el mundo empresarial, a desconectarse por completo cuando es necesario, y a ser pragmático tanto en casa como en la oficina.

 

CEO: ¿Qué es lo más importante en el ambiente laboral, Thierry?

TG: Bienestar. Está comprobadísimo que a los tres días de haber entrado a una empresa sabes si vas a renunciar o no, por uno u otro factor, todo es un desmadre, ya sea porque no pagan a tiempo, el jefe es malo o prepotente, evidentemente la falta de liderazgo, el ambiente, la comunicación, la facilidad de poder acceder a la información, las instalaciones, todo eso influye para crear un bienestar, lo cual es vital. Un gerente de la felicidad, puesto pensado para Adecco, es alguien que se preocupa por la gente, por ti, por tu rendimiento, es alguien realmente presente. Creo en las medidas para el bienestar. En un negocio en Brasil teníamos a una masajista que diario iba y nos apapachaba 10 minutos, imagínate qué maravilla. Una persona feliz produce mucho más.

 

CEO: ¿Eres el mismo en casa que en la oficina?

TG: Por supuesto que no, no tiene nada que ver. Yo separo completamente lo que es mi vida privada y la vida cotidiana; yo creo que el trabajo no es tu vida, pero lo tienes que hacer. Yo trabajo de lunes a viernes, estoy con mi gente, pero no me gusta pensar en el trabajo, es decir, trabajamos todo el tiempo, hoy día nos alimentamos de muchas cosas y las viejas reglas del trabajo ya no aplican. Creo que es mejor desconectar. Pierdes en competitividad, en confianza, en rapidez y productividad si no lo haces.

 

CEO: Cuando repasas toda tu carrera laboral, ¿hay algo que te hubiera gustado hacer diferente?

TG: Recuerdo una experiencia a nivel recursos humanos. A lo largo de mi carrera he contado con gente que ha estado conmigo desde el inicio, desde que yo era más joven, y la juventud tiene cosas maravillosas, pero a veces también tiene otras negativas, en fin, experiencias de las que ayudan a la madurez. En ese caso específico, me he preguntado si tomé las decisiones correctas con respecto a las personas que me acompañaban en aquel entonces. Reflexiono sobre si fue correcto dejar de trabajar con ellas. Todo es mucho más eficiente si se aprende a hablar, a comunicar, si en aquel entonces si yo hubiera tenido más ese touch o sensibilidad para hablar, las cosas hubieran sido muy diferentes, y tal vez mejores, porque eran oportunidades valiosas y trabajo constante, perdidas por falta de madurez y actitudes viscerales.

 

CUATRO DATOS

  • ¿A quién admiras?: A Meryl Streep
  • Consejo en corto: Un valorador externo es muy bueno. A veces tantos años con la misma pareja hace que ignores sus defectos
  • ¿Cuánta gente tienes a tu cargo: Empecé con 3 y hoy tengo entre 700-800 a nivel nacional, pero en mi cargo directo son unos 10
  • ¿Cuál fue tu primera decisión como CEO?: Presenté un plan de innovación. Me topé con competencias donde todo era gris y old-fashion, no había un esquema que proyectara al negocio o la compañía hacia el público, no hubiera nada que facilitara la comunicación.