Bajo la dirección de Leonardo Soloaga, MAN Truck & Bus México tiene una gran misión en México y Norteamérica.

Leonardo Soloaga Schenker, director general de MAN Truck & Bus México, afirma que en México tienen una operación pequeña pero en franco crecimiento. La marca lleva 12 años en el país. La producción que tienen es enteramente para el mercado nacional, sin embargo, esperan crecer en los próximos dos o tres años a tasas de 15 a 20% por año, de tal forma que en el mediano plazo logren una participación de Mercado en autobuses cercana al 20% (hoy rondan 15-16%) y en camiones pretenden llegar a 5-6% (hoy tienen poco más del 2%).

Un diferenciador mencionado por Soloaga es que en México están acostumbrados a productos americanos y no europeos, particularmente en camiones, que son el principal negocio del país con aproximadamente 75%, y apenas 25% para autobuses. “Nosotros vendemos alrededor de 55% en autobuses y el resto en camiones, con el diseño peculiar nuestro: con la cabina sobre el motor, y no el motor al frente, en la trompa del vehículo”, explica el ejecutivo de Volkswagen.

De hecho, la marca alemana fue de las primeras en ofrecer este diseño y lo lanzaron por primera vez en México en 2004, y ahora ya hay marcas que siguieron el concepto.

En términos de costo/eficiencia los resultados en los últimos dos años son muy positivos, pues la marca ha crecido de 5 a 15%, en tanto que la industria se ha desempeñado favorablemente.

“Nosotros hemos hecho nuestra labor, crecimos en número de distribuidores en diferentes partes del país”, señala Leonardo Soloaga.

Fabricar en México tiene gran sentido para Soloaga. Este país fue, en 2015, el exportador más grande de tractocamiones en el mundo. De la producción del país, más de 75% es de exportación (y en su gran mayoría va a Estados Unidos) y sólo 25% se queda en el Mercado local. Esto explica la sólida cadena de suministro y proveeduría existente en México.

“Nosotros tomamos ventaja de ello y nos hemos puesto muy agresivos con el plan de nacionalización y localización de autopartes en territorio mexicano, lo cual nos ubicará en tres o cuatro años en un nivel de ventas de 4,000 unidades vendidas”, pronostica el ejecutivo de la marca alemana.

 

MÉXICO Y SUS BONDADES

MAN Volkswagen y Scandia son identificados como líderes en términos de innovación tecnológica. “Tenemos ese valor y el mercado lo reconoce, somos los primeros en aportar la última tecnología disponible”, cuenta Soloaga.

En la compañía desarrollan a sus proveedores locales para sus productos, así que lo primero que establecieron fueron encuentros con el área de ingeniería para que los nuevos proveedores se ajusten a las demandas, exigencias y necesidades en tiempo y forma de la empresa alemana.

“Nuestro objetivo es que en los próximos tres años logremos producir 45% de las piezas gracias al contenido local; hoy estamos en un rango del 20%, así que tenemos espacio para crecer y mejorar en este segmento”, pronostica el ejecutivo de MAN.

Un punto a favor de MAN, que encontraron en México desde que llegaron en 2004, es que hallaron una robusta cadena de suministro en su área. México está bien posicionado en fabricación de autobuses. Y en camiones, MAN ha establecido alianzas estratégicas para modificar los camiones al gusto del cliente.

Soloaga asegura que el negocio de camiones en México es muy importante. “Está ubicado entre los cuatro mercados principales en el mundo. El segmento de autobuses está muy bien cubierto, con proveedores altamente profesionales. En tanto que en camiones –un mercado clave–, atendemos a la demanda de Estados Unidos y cubrimos esas necesidades”, aclara el director general.

El líder de MAN Truck & Bus México tiene la meta de que en un par de años serán un fuerte competidor en el ramo. “Tenemos el respaldo de la marca, sobre todo, ahora que el grupo automotriz definió convertirse en un jugador global”, concluye Soloaga.