Para llevar más rápido los productos a consumidores, Amazon adquirió 11 aviones a Delta y WestJet.

 

Por primera vez en su historia, Amazon compró aeronaves para su red de envíos ya que en los últimos dos años había recurrido a la renta para dicho fin.

De acuerdo con Sarah Rhoads, Vicepresidenta de Amazon Global Air, el contar con aviones arrendados y propios permitirá a Amazon administrar mejor sus operaciones.

Para poder llegar carga, los 11 aviones, todos del fabricante Boing 767-300, serán reconfigurados.

Las cuatro aeronaves que adquirirá a la aerolínea WestJet serán incorporados a la flota corporativa de este año en tanto que los siete aviones que comprará a Delta se integrarán pero para 2022.

Con dicha adquisición, Amazon contará con una flota propia y arrendada de 85 aviones.

La empresa se ha enfocado a tratar de enviar sus propios paquetes y depender menos del servicio postal o de compañías de envíos.

Además de su propia flota de aviones, Amazon cuenta con centros de repartición en aeropuertos, construido almacenes cerca de zonas residenciales y ha empezado un programa según el cual terceros pueden enviar sus productos usando camionetas pintadas con el logo de Amazon.

El monto que el gigante desembolsó por las aeronaves no fue dado a conocer.