Pekín subió las tarifas a mercancías valoradas en US$3 mil millones de dólares luego que Trumpo gravara su acero.

El gobierno de China respondió a los aranceles que el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impuso sobre su acero y aluminio.

Este lunes, China anunció la imposición de nuevos aranceles comerciales a un total de 128 productos estadounidenses.

El Ministerio de Comercio chino detalló que 120 productos, entre los que se encuentran frutas y vino, tendrán un arancel del 15%, mientras que productos porcinos y relacionados tendrán un arancel del 25%.

La medida, que entra en vigor este mismo lunes, es la respuesta a los aranceles estadounidenses sobre el 25% en las importaciones de acero y del 15% en las de aluminio.

Lo anterior podría desatar una temida guerra comercial entre las dos mayores economías del planeta, pues el Presidente Trump ha amenazado con imponer más aranceles a otros productos chinos por valor de más de US$50 mil millones de dólares.

La anterior medida pretende reducir el déficit comercial que Estados Unidos mantiene con el gigante asiático. De acuerdo con Reuters, Trump podría anunciar las nuevas tarifas, que afectarían principalmente a productos de alta tecnología, esta semana.