Para vender más al menor precio a través de la red, Walmart y Google se han aliado para competir contra Amazon.

La brecha entre el comercio físico y el electrónico cada vez es menor, por lo que grandes compañías como Google y Amazon han redoblado esfuerzos en sus estrategias de ventas.

El movimiento de estas compañías se registró luego de que Amazon comprara Whole Foods en el mes de junio.

El contraataque consiste en que Google Express, la plataforma de compra con envío rápido de esta compañía, incluirá el catálogo de productos de Walmart, además del de otras empresas como Target y Costco.

Para atraer a más usuarios, Google eliminó el precio de suscripción para envíos, es decir, siempre serán gratis en cuanto se consuma el monto mínimo, que normalmente es de 30 dólares.

Además Google busca que los usuarios  utilicen Google Assistant, su asistente virtual que sólo emplea la voz sin necesidad de usar la pantalla.

Sridhar Ramaswamy, vicepresidente senior de publicidad y comercio de Google, explicó, a través del blog de la compañía, la utilidad de lo anterior.

“Por ejemplo, si pides Gatorade o pastillas para la lavadora, el asistente de Google te dirá el tamaño o el tipo que has comprado previamente en Walmart, haciendo más fácil que vuelvas a comprar el producto correcto”, abundó.

Para mejorar la experiencia de compra de los usuarios, la funcionalidad “Easy Reorder” de Walmart será integrada a Google Express ya que permite al usuario construir un cesto de productos de uso diario que compre habitualmente, además de que permitirá hacer recomendaciones hechas en base a las compras previas, tanto físicas como electrónicas.

Por lo tanto, los clientes solo tendrán que enlazar su cuenta de Walmart con Google Express.

Los productos serán entregados en un plazo que va de uno a tres días, el mismo que ofrece Amazon con Prime, pero a cambio de 99 dólares de suscripción anual.