La Bolsa Institucional de Valores competirá con la Bolsa Mexicana de Valores, tras 42 años de no tener rival.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) autorizó concesión a la Bolsa Institucional de Valores (BIVA).

La concesión, otorgada de forma indifinida, fue publicada este martes en el Diario Oficial de la Federación.

La sede de la Bolsa Institucional de Valores estará en Miguel Hidalgo, Ciudad de México, y se espera que inicie actividades en el mes de enero, por lo que busca captar empresas debutantes en el mercado bursátil además de una parte de las compañías cuyas acciones cotizan actualmente en la Bolsa Mexicana de Valores.

La BIVA contará con el respaldo tecnológico de Nasdaq a través de su sistema de intercambio conocido como Nasdaq X-stream Trading, usado por más de 70 mercados a nivel mundial.

Ésta será la primera competencia directa que la Bolsa Mexicana de Valores tendrá después de 42 años, cuando se fusionaron las Bolsas de Guadalajara y Monterrey, para unificar el mercado a escala nacional y consolidar el sector bursátil.

A lo largo de cuatro décadas, la Bolsa Mexicana de Valores estuvo abierta a la competencia en diversos servicios que ofrece, no hubo otro mercado de valores en el país al que acudieran inversionistas o empresas en busca de financiamiento.

La Bolsa Mexicana de Valores es una empresa pública con ingresos semestrales por mil 507 millones de pesos (al cierre de junio de 2017) y un crecimiento de 11.4% a tasa anual.