Por el coronavirus, Shinzo Abe, Primer Ministro de Japón, acordó con el COI aplazar un año los Juegos Olímpicos.

 

Los estragos por el coronavirus no paran. Esta vez resulta que los Juegos Olímpicos de Tokio serán pospuestos un año por la pandemia.

El Primer Ministro japonés, Shinzo Abe, fue el encargado de anunciar la medida.

“A la vista de las condiciones actuales, y por el bien de todos los atletas, hemos presentado una propuesta para un aplazamiento de un año, de modo que se puedan celebrar de manera segura”, subrayó.

Para formalizar el aplazamiento, el Comité Olímpico Internacional, presidido por Thomas Bach, llevará a cabo una asamblea.

Los Juegos eran el último gran evento previsto para los próximos meses que se mantenía en pie, pese a que pocos de sus protagonistas, alrededor de 11 mil deportistas de 206 países, podían entrenar normalmente.

El aplazamiento de los Juegos Olímpicos es una medida insólita, pues solamente se habían dejado de celebrar en 1916, 1940 y 1944 por las guerras mundiales.

Japón había invertido alrededor de $35,000 millones de euros en los Juegos, pero por la cancelación, el monto según expertos, podría alcanzar los $67,000 millones de euros.