Luego que accionistas demandaran su salida, el fundador de Uber, Travis Kalanick, renunció como CEO de la empresa.

Travis Kalanick renunció como CEO de Uber después de que el grupo de inversionistas pidiera, a través de una carta, un cambio de liderazgo y que dimitiera de manera inmediata.

La medida de Kalanick fue dada a conocer a través de un comunicado, según información del New York Times.

“Amo Uber más que cualquier otra cosa en el mundo y es un momento difícil en mi vida personal. Acepté la petición de los inversionistas de hacerme a un lado para que Uber pueda regresar a construir en lugar de distraerse en otra pelea”, escribió Kalanick.

A pesar de su renuncia como CEO, Travis Kalanick se mantendrá en la junta directiva de la empresa.

La renuncia ocurrió a una semana de que Kalanick anunciara que tomaría una licencia indefinida de su cargo para lidiar con la muerte de su madre y luego de que una investigación externa recomendara un cambio de liderazgo.

A lo largo de varios meses, Uber fue protagonista de escándalos de acoso sexual, cultura laboral agresiva y robo de documentos.