Nadie puede predecir el futuro, pero si los negocios usan Inteligencia Artificial pueden mantener su continuidad en medio de la incertidumbre.

 

La pandemia de Covid-19 ha provocado caídas en la fabricación e interrupciones en la cadena de suministro a muchas empresas de todo el mundo.

Actualmente la prioridad es mantener el suministro y satisfacer las necesidades de los clientes, pero esto servirá para que los líderes analicen las problemática actual y puedan prepararse para futuras interrupciones.

La mayoría de los líderes de supply chain todavía están en la fase reactiva de cómo lidiar con la pandemia de Covid-19.

Lo anterior incluye combatir el miedo y la incertidumbre en torno a la escasez y medir el impacto general que tendrá el coronavirus en la cadena de suministro y las operaciones logísticas.

Sin embargo, dados los costos extraordinarios que enfrentan muchas empresas, ahora deberían comenzar a identificar acciones que mejoren su capacidad de recuperación.

Nadie puede predecir el futuro. Pero si podemos estar mucho mejor preparados y fortalecer la cadena de suministro si aprovechamos toda la capacidad de la Inteligencia Artificial (IA) y otras tecnologías emergentes, que pueden ayudar a las empresas a mantener la continuidad del negocio en medio de interrupciones e incertidumbres.

De acuerdo con el nuevo informe del IBM Institute for Business Value “COVID-19 y las Cadenas de Suministro Destrozadas”, las cadenas de suministro deben ser dinámicas, receptivas e interconectadas con el ecosistema y los procesos de una empresa.

Lo anterior requiere visibilidad de punta a punta, información en tiempo real y acción decisiva, especialmente en situaciones de escalada.

EL PODER PREDICTIVO DE LA IA

Usando Inteligencia Artificial, las organizaciones pueden transformar datos no estructurados en información en tiempo real que ayuda a predecir interrupciones y vulnerabilidades, proporcionando visibilidad a corto plazo.

Con IA, los profesionales de la cadena de suministro pueden optimizar los pedidos en función de factores como la reasignación y la priorización de inventario.

De acuerdo con Felipe Posada, líder de IBM Sterling para América Latina, esto permite a los equipos reaccionar más rápidamente y reducir cientos de horas de trabajo manual de recopilación de datos para que puedan concentrarse en ese trabajo más valioso.

“Las cadenas de suministro se han convertido en una red de cientos de proveedores, subcontratistas y centros de distribución, repartidos por todo el mundo. Incluso los trastornos más pequeños pueden tener un efecto enorme, que afecta a toda la cadena de suministro.

“En la última década, muchas organizaciones se han visto afectadas por problemas que han causado fluctuaciones en la cadena de suministro global. Lo que aprendimos es que ninguna empresa puede permitirse el lujo de no tener una estrategia de suministro dinámica y multidimensional capaz de responder a las interrupciones “, subraya Posada.

A medida que las organizaciones continúan avanzando hacia cadenas de suministro inteligentes y autoajustables, se deben considerar tres estrategias:

Reevaluar la estrategia de suministro y rediseñar la red de proveedores

El equilibrio entre el nivel de riesgo que la empresa puede tolerar y la cantidad de flexibilidad operativa que desea lograr.

Usar la Inteligencia Artificial para analizar datos no estructurados en tiempo real, para ofrecer alertas que ayuden a predecir las infracciones y vulnerabilidades y proporcionar información sobre las acciones correctivas recomendadas.

Por ejemplo, Master Lock Company, el mayor fabricante y comercializador mundial de candados y cajas fuertes personales, ha integrado recientemente un número significativo de socios globales adicionales.

La compañía eligió a IBM para migrar su EDI (Electronic Data Interchange) al  IBM Sterling Supply Chain Business Network-, una solución altamente segura basada en la nube para la integración de socios comerciales.

Crear modelos de cadena de suministro y análisis de escenarios más inteligentes

Usar digital twins tanto para proporcionar una evaluación inmediata, como para poder evaluar continuamente a largo plazo el buen equilibrio entre las operaciones eficientes y la mitigación de riesgos.

Utilizando herramientas de análisis, Inteligencia Artificial y visualización, es posible modelar y luego incorporar flexibilidad y opciones en las cadenas de suministro estructurales.

 

Ofrecer nuevos modelos de ejecución

Permitir que sus clientes tengan aún más opciones al realizar transacciones con su empresa, como el retiro en la tienda o almacén, por ejemplo.

Esto disminuirá el impacto en el lado de la demanda de la cadena de suministro, además de mejorar la experiencia del cliente.

“Los profesionales de supply chain están y seguirán lidiando con los desafíos inmediatos que enfrentan durante esta pandemia.

“Las organizaciones están aprendiendo a gestionar, predecir y limitar mejor la gravedad de las interrupciones, desarrollando las capacidades necesarias para responder a eventos futuros de forma rápida y segura”, concluye Felipe.