Compra de aparatos eléctricos hechas por el teletrabajo impactarán en producción de residuos.

Proyecciones en México indicaban que para 2016 la basura electrónica podría alcanzar 1.3 millones de toneladas anuales, pero en 2018 fueron de 1.1 millones de toneladas.

Esta cifra podría verse incrementada por los dispositivos comprados durante la cuarentena, de acuerdo con datos de la Secretaría de Medio Ambiente y del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en México (PNUD México).

Datos del Hot Sale de este año muestran que la venta de computadoras aumentó en un 75%.

En 2019, México se convirtió en el tercer productor de resumidos electrónicos en el continente americano al generar 1.2 millones de toneladas de desperdicios anuales.

Estados Unidos desecha 6.9 millones de toneladas anuales de basura eléctrica y electrónica, y Brasil unos 2.1 millones.