El tema de equidad va más allá de disminuir la brecha salarial en las compañías.

Por Bruna Cavalcanti

 

Para Marcela Muñoz, fundadora de Equidad Financiera, plataforma digital en la que habla sobre la igualdad financiera para hombres y mujeres, es necesario analizar las políticas que ya existan, pero que por alguna razón no han sido suficiente.

Los tres pasos que las empresas deberían seguir son los siguientes:

1. Promover la conversación

Es necesario promover la conversación entre hombres y mujeres dentro de las compañías, principalmente porque los problemas son diferentes para cada uno, por lo que es necesario analizar las demandas individuales de cada trabajador.

“Hay políticas que hacen que las mujeres no se sientan cómodas en su ambiente laboral. Un buen ejemplo de esto está relacionado con el tema de viajes”, explica Muñoz.

 

2. Asegurar las cuotas

El sistema de cuotas es una realidad presente en diversas empresas latinoamericanas. Sin embargo, aún existe una desproporcionalidad entre el número de hombres y mujeres trabajadores, por lo que resulta importante incentivar y ampliar aún más este tipo de políticas.

 

3. Incentivar la participación de las mujeres en cargos directivos

La desigualdad de género es una realidad en los directorios de las grandes compañías en diversos países de América Latina.

De acuerdo con datos de Linkedln, en México, 4 de cada 10 mujeres forman parte de las direcciones de las empresas y sólo 1 de cada 10 CEOs es mujer.

Por lo tanto, es fundamental que las empresas busquen promover la capacitación, además de orientar y incentivar las mujeres para que formen parte de las juntas directivas de estas mismas compañías.