Para las organizaciones que buscan ser más competitivas, la gestión del talento humano resulta vital.

 Por Héctor Meza*

COLABORADORES DIGITALES

Se optará por dejar atrás los escritorios “estáticos” para abrir el paso a espacios digitales para mejorar la experiencia de los colaboradores, hacerlos más productivos y detonar los resultados de negocio.

 

TECNOLOGÍAS DISRUPTIVAS

La realidad virtual y aumentada y la inteligencia artificial entrarán en la “caja de herramientas” de los reclutadores para agilizar la adquisición de talento.

 

AUTOAPRENDIZAJE

Potenciar las habilidades y la presión por conservar la posición laboral, serán clave para buscar alternativas como eLearning, mLearning y otras herramientas para actualizarse en su área.

 

COLABORADORES “BOOMERANG”

Se seguirá aprovechando el potencial de los profesionales que regresan trayendo nuevas habilidades y puntos de vista que aportan innovación a los procesos de la compañía.

 

MEZCLA DE COLABORADORES

Una gestión acorde a las generaciones que se combinan dentro de la empresa (baby boomers, gen X, millennials, y centennials), así como sus modalidades (empleados en sitio, freelance, home office, etc.) para aprovechar a cada uno en beneficio del negocio.

 

Sin duda, los directivos de RH tendrán que considerar las nuevas exigencias de las organizaciones y la evolución del capital humano con el fin de lograr una planificación con la que se aprovechen las capacidades del talento en beneficio del negocio.

* El autor es director general de InfoSol. MBA y Consultor en Comunicación