Mantener el capital humano es una de las asignaturas con las que lidian las empresas en esta pandemia. La oferta que deben dar va más allá de las percepciones económicas.

Información: Creditas

Foto: Standsome Worklifestyle

La retención y atracción de talento son, hoy más que nunca, desafíos para las empresas en México. En un mercado cada vez más competitivo y con las nuevas tendencias de modelos de trabajo flexible, los empleados buscan nuevas oportunidades laborales con mayor frecuencia. La agilidad para adaptar la cultura organizacional y procesos de la compañía para ofrecer modelos y esquemas de trabajo acordes a las necesidades de vida de cada colaborador, son factores de éxito en el mercado laboral.

Para atraer, reclutar y retener talento dentro de sus filas, las empresas necesitan ofrecer algo más que un sueldo competitivo. Hoy, los candidatos exigen prestaciones superiores a las de la ley, programas de desarrollo de carrera, medición del desempeño basado en resultados, culturas ágiles y de comunicación abierta, y modelos de trabajo que les permitan balancear su vida personal y laboral.

Sofía González, directora de Creditas@Work (plataforma de soluciones financieras para empresas y corporativos que buscan complementar su oferta de beneficios para colaboradores) en Creditas México, explica que esta tendencia es cada vez más común en las nuevas generaciones de profesionistas. “Los más jóvenes no se sienten atraídos por la idea de entrar a una empresa, tener una carrera monótona y jubilarse 30 años más tarde. No existen recetas mágicas o soluciones únicas, seguimos aprendiendo a generar soluciones que se adapten a la situación particular y estilo de vida de cada colaborador, reconociendo que el concepto bienestar va mucho más allá de la experiencia en el lugar de trabajo. La presión para los departamentos de Recursos Humanos no sólo está en atraer y retener talento, sino en proveer una experiencia superior, y fomentar el bienestar de sus colaboradores de manera integral”, señala.

A pesar de esto, la mayoría de las empresas en México destinan sus recursos a otras áreas, dejando de lado el fortalecimiento de las áreas de reclutamiento y retención de talento. Una encuesta realizada por el Banco de México arrojó que el 88% de las empresas del sector privado consideran que la economía no está mejor que hace un año, y sólo 21% considera que mejorará en los próximos meses. Esta preocupación se traslada a los colaboradores, quienes buscan un lugar de trabajo que les brinde seguridad ante la incertidumbre.

De acuerdo con el informe “Las 10 tendencias en la gestión de Recursos Humanos” elaborado por la firma Deloitte, la mezcla de un ambiente laboral saludable con un plan de desarrollo profesional, son parte de los pilares para la atracción de talento. Además de la implementación de estas prácticas, muchas empresas también están en búsqueda de aliados y herramientas externas que les ayuden a complementar su oferta de prestaciones para volverse más atractivas, sobre todo en el terreno financiero. 

“Existe un tope en lo que las empresas pueden ofrecer a sus trabajadores en términos de salario y, en tiempos difíciles como los que vivimos, es imprescindible que un colaborador tenga seguridad financiera. En este sentido, servicios como @Work han ayudado a varias empresas a proveer esta seguridad a sus colaboradores, sin asumir costos o riesgos adicionales”, menciona la directiva de Creditas.

El servicio de @Work consta de una plataforma que ofrece a los trabajadores de empresas en convenio con Creditas utilidades como préstamos y adelantos de nómina, educación financiera y la posibilidad de adquirir artículos electrónicos en Creditas Store, un marketplace con descuento directo de nómina.

Cifras de la OCDE indican que los mexicanos trabajan hasta un 20% más horas que otros países miembros de este organismo, y que el 75% de los trabajadores presentan estrés laboral. En este sentido, los departamentos de Recursos Humanos deben trabajar para que las prestaciones que ofrecen ayuden a mejorar el bienestar y calidad de vida de sus colaboradores, en lugar de resultar en un factor de estrés adicional.

“El talento en México tiene una carga importante de preocupaciones, como su salud, su estabilidad económica y laboral, y la de sus familias. Como empresas, tenemos la responsabilidad de ofrecer apoyo y herramientas que fomenten el bienestar en todas sus dimensiones, incluyendo no solo el lugar de trabajo, sino la salud mental, física, emocional y financiera. Con soluciones ‘plug and play’, las empresas pueden complementar de manera ágil sus programas de beneficios y crear un vínculo más fuerte con su personal”, agrega Sofía González.

Aún no se tiene claridad sobre la magnitud del impacto económico, social, mental y laboral que esta situación de confinamiento extendido causará a largo plazo en el capital de trabajo y en las empresas. Los departamentos de Recursos Humanos asumen gran parte de la responsabilidad de que sus compañías salgan bien libradas de esta crisis, y su éxito depende de la habilidad y rapidez con la que puedan implementar nuevos modelos de trabajo y herramientas que mejoren el bienestar de sus colaboradores.