Jack Welch, empresario que convirtió a GE en una de las empresas más grandes del mundo, murió.

 

General Electric vivió uno de sus mayores momentos de gloria bajo el liderazgo de Jack Welch, quien falleció este lunes 2 de marzo a los 84 años de edad.

El valor de dicha compañía se multiplicó más de 40 veces a lo largo de las dos décadas en las que estuvo al frente del conglomerado industrial.

Por lo anterior, GE se convirtió en un ícono corporativo pues sus ingresos pasaron de $13,000 a $480,000 millones de dólares, dando inicio a la mayor empresa del mundo.

Bajo su liderazgo, la plantilla de General Electric pasó de 411.000 a 299.000 trabajadores, lo que le valió el sobrenombre de “Neutron Jack”.

Su estrategia se basaba en premiar a los directivos con mejores resultados con generosas recompensas (como stock options) y despedir al 10% más mediocre.

En diversas entrevistas Welch subrayó que la mayor arma con la que contaba era el talento de sus empleados.

Welch nació en Massachusetts en una familia de orígenes irlandesa. Estudió ingeniería química y se incorporó a GE en 1960, donde fue ascendiendo hasta convertirse en Consejero Delegado en 1985, en sustitución de Reginald Jones.

En 2001 dejó su cargo en GE. Su lugar lo ocupó Jeff Immelt, artífice de la decisión de que la empresa abandonara el negocio financiero para centrarse en sus orígenes: el sector industrial.

General Electric, actualmente en manos de Lawrence Culp, atraviesa una situación financiera complicada y su valor bursátil se ha reducido por debajo de los $100,000 millones de dólares, frente a los más de $500,000 millones que alcanzó durante el mandato de Welch.

Con información de El Financiero, Expansión y Bloomberg