Los empleados más jóvenes en las empresas están poniendo al día a sus superiores.

¿Crees que solamente las personas más grandes o con más experiencia en una empresa son las únicas que pueden enseñar a los más jóvenes?

Con el reverse mentoring lo anterior quedó en el pasado.

La convivencia entre empleados Baby boomers, Generación X y Millennials parecería estar dificultando la comunicación en algunas empresas, pero no tiene porque ser así. De hecho, tener a personas de diferentes edades trabajando en un mismo espacio puede brindar muchos beneficios, entre ellos, el intercambio de conocimientos.

Cuando el Internet y la tecnología comenzaron a tener auge y a cambiar radicalmente el mundo en el que vivimos, surgió el llamado reverse mentoring.

Diego Martínez de Velasco, Coordinador del Centro de Emprendimiento y Desarrollo Empresarial de la Universidad Iberoamericana, explica que lo que realmente importa es transmitir el conocimiento pese a la edad de quien lo haga.

“Es una situación en la que los líderes de las organizaciones se dan cuenta que ya no están en contacto con el presente y futuro tecnológico de la misma forma que los jóvenes que tienen 20 y tantos años entonces las nuevas generaciones les dan un mentoring o un traspaso de conocimiento de lo que saben a los ejecutivos, directivos o en este caso a los que tienen mayor edad”, abundó.

 

¿De qué se trata el reverse mentoring?

La generación millennial es mentora en temas de tecnología y redes sociales de los Baby boomers y Generación X, quienes actualmente ocupan los puestos de dirección y no tienen contacto y visión del actual y futuro tecnológico de la misma forma que los jóvenes.

 

¿Cómo funciona?

Consiste en que los más jóvenes, que crecieron con el mundo de la tecnología, se reúnan y asesoren a sus líderes en esta materia; y al mismo tiempo ellos también aprendan de los más grandes sobre temas corporativos e industriales.

Es una forma muy práctica y fácil que pueden implementar las empresas, pues no necesitan contratar consultores y asesores externos. Funciona con la misma gente que trabaja dentro de la empresa.

Además, el beneficio es para ambas partes ya que el empoderamiento es para futuros y actuales líderes.

 

¿En dónde nació?

En 1999, cuando el Internet comenzó a tomar fuerza, Jack Welch era CEO de General Electric y con el objetivo de que sus trabajadores aprendieran a utilizarlo decidió juntar a 500 de sus ejecutivos con los asociados junior para que ellos les transmitieran sus conocimientos en la materia.

La razón por la que decidió implementar esta práctica fue porque el Internet comenzaba a ser la principal forma de comunicación entre las empresas.

Martínez de Velasco detalló que luego de que General Electric iniciara con esta práctica, se extendió por diversas empresas de Estados Unidos y Europa; y México ya ha comenzado a seguir sus pasos.

De acuerdo con el académico, algunas de las empresas en donde ya existe el reverse mentoring son:

United HealthGroup: La aseguradora de salud más grande es Estados Unidos

Target: De la industria del retail

Cisco: comunicaciones

HP: hardware y tecnología

Hartford: Aseguradora

St. Regis México: Industria hotelera

Smurfit Kappa México: Industria del papel y cartón