Desirée Ortiz, CEO de Logitech México, demuestra con sus logros que las mujeres pueden liderar exitosamente empresas de tecnología.

Para Desirée Ortiz, Directora General de Logitech México, ser un buen ejemplo en la industria tecnológica es realmente importante. La razón es simple: quiere que más mujeres lideren empresas en dicho sector.

“Creo que me toca a mí, igual que a cualquier otra mujer que esté en un rol como este, dar el ejemplo. Como dicen los americanos: You lead by example.

“Espero realmente ser un ejemplo para las otras mujeres, que ellas aspiren a esto y mucho más. Logitech es una compañía que apoya todo lo que es el concepto de inclusión, donde creemos que no importa su sexo, orientación sexual, religión, todo el mundo tiene capacidad de crecer dentro de su rol”, explicó Ortiz, líder de Logitech México desde 2016.

Logitech México auspicia diversos eventos a lo largo del año, donde invitan a varias mujeres de diferentes posiciones, pertenecientes y no a la empresa, para que compartan experiencias y aprendan unas de otras.

“Para mí es bien importante ayudar a abrir el camino para otras mujeres en el campo de la tecnología, que tengamos más mujeres interesadas en este campo, que tengamos más mujeres estudiando ingeniería.

“Quiero hacer todo lo que esté en mis manos para que se capaciten, se sientan seguras y no tengan miedo en cometer errores porque de la lección uno aprende. Esas son las experiencias que nos ayudan a crecer”, subrayó Ortiz.

Para que más mujeres dirijan empresas del sector tecnológico, Desirée Ortiz recomienda que lleven a cabo acciones de inclusión, como programas de capacitación y mentorship, para poder encarrillarlas hacia un crecimiento mayor.

En cuanto al aspecto personal, la CEO aconseja a quien busque llegar a la cima de una empresa que no tenga miedo, que se prepare lo más que pueda y que tome riesgos.

Logitech México lleva 35 años en el mercado y durante todo este tiempo ha logrado mantenerse como líder a nivel global en el diseño, producción y venta de dispositivos periféricos personales que contribuyen a mejorar la experiencia digital.

“Es muy difícil que, en un segmento de tecnología, una compañía pueda decir que durante toda su vida ha sido la compañía líder. Nuestra apuesta es seguir siéndolo”,  recalcó la empresaria que ha trabajado en múltiples países desde Canadá hasta Argentina, donde ha desarrollado relaciones estratégicas y canales que han resultado en crecimiento y posicionamiento exitoso de múltiples marcas, sus productos y soluciones.

En lo que respecta a Logitech México, Desirée Ortiz ha contribuido, entre otras cosas, a crecer el negocio en doble digito en ventas y rentabilidad, pero sobretodo ha tratado de implementar una cultura donde haya apertura.

“Que las personas se sientan en la confianza de poder levantar la mano y dar su opinión, y también crear un ambiente de colaboración donde todo es resultado de un trabajo en equipo, no de Desirée, no es sólo de un individuo, sino de poner a todo mundo caminando por un mismo camino, hacia una misma meta”, dijo.

Por lo tanto, el camino que le queda recorrer a Desirée Ortiz, pese haber alcanzado la cima, aún es largo y no lo hará sola, sino acompañada de talentosas mujeres a las que se ha topado en su camino.