James Miller, director de tecnología de DXC Technology y vicepresidente de servicios de plataforma y nube, nos comparte esta columna donde pone de manifesto la importancia de que las empresas adopten modelos operativos modernos.

Un modelo operativo de Tecnologías de Información (TI) altamente eficiente es clave para lograr una mayor velocidad de comercialización, menores costos operativos y una mayor resistencia a los cambios comerciales. A pesar de la creciente complejidad de operar y la necesidad de asegurar cientos de aplicaciones en instalaciones y en la nube, las empresas aún dependen de las formas tradicionales de trabajo. Con ello, los entornos laborales ahora incluyen centros de datos y un gran manejo de dispositivos personales para el trabajo remoto, asimismo, la nube ha evolucionado para incluir entornos híbridos con nubes privadas, públicas y multinube, lo que significa que la tecnología híbrida es la nueva realidad para la mayoría de las organizaciones de TI.

Para gestionar la complejidad que esto representa, las empresas deben adoptar un modelo operativo moderno que enfatice los equipos de DevSecOps ágiles, permita la integración híbrida y multinube, agilice la gestión de aplicaciones y datos, posibilite la automatización inteligente, favorezca la optimización continua y brinde un ecosistema seguro. Algunos pasos fundamentales para ello son:

  • Integración y gestión multinube. Si bien podría ser más sencillo consolidar en una sola nube privada o pública, la realidad es que la mayoría de las organizaciones ya están administrando múltiples nubes, pero no logran eficiencias en todo el entorno. La integración multinube permite, entre otras cosas, la automatización avanzada de procesos, la gestión de servicios de TI centralizada y un plano de control común para gestionar operaciones.

 

  • Gestión de aplicaciones, DevSecOps e ingeniería de confiabilidad del sitio (SRE). Los esquemas tradicionales para la gestión de aplicaciones están evolucionando con la adopción de la nube. DevSecOps, la implementación de equipos ágiles que continuamente entregan código e integran aplicaciones, ha surgido como un enfoque rápido y altamente eficiente para brindar aplicaciones, actualizar servicios poco acoplados y acortar el tiempo de comercialización de nuevas funciones.

 

  • Gestión de continuidad y riesgos. Innumerables organizaciones en todo el mundo descubrieron deficiencias en los programas de continuidad empresarial en 2020 durante la propagación del COVID-19 y las posteriores órdenes de bloqueo que crearon fuerzas de trabajo remotas casi de la noche a la mañana. La crisis planteó preguntas clave que los planificadores de continuidad debían abordar, tales como: dónde concentrar los recursos, cómo desempeñar rápidamente roles funcionales clave y cómo respaldar y proteger los datos distribuidos en una gran cantidad de dispositivos de trabajadores remotos.

 

  • Optimización continua. Las organizaciones están recurriendo a herramientas de optimización continua que emplean automatización avanzada de IA para mejorar todos los parámetros y adaptar las cargas de trabajo a la nube, garantizar el máximo rendimiento de las aplicaciones y reducir los costos.

 

  • Automatización inteligente. La actualización inteligente utiliza datos en tiempo real y aprendizaje automático para medir y elevar continuamente el rendimiento en todo el entorno de operaciones de TI. En la mayor medida posible, las organizaciones deben automatizar un buen código conocido para tareas repetibles en desarrollo, pruebas, implementación y operaciones.

 

  • Gestión de plataforma. Cuando se trata de la elección de la plataforma, no existe un modelo único para todos en el mundo híbrido y multinube. Las decisiones sobre las plataformas se reducen a las necesidades comerciales como la velocidad o la escalabilidad, y cómo la plataforma encaja en la cartera existente y los planes estratégicos de tecnología a largo plazo. Es por eso que la plataforma como servicio (PaaS) se ha convertido en una opción atractiva para las organizaciones que buscan modernizarse.

 

  • Controles de seguridad. La seguridad en el entorno híbrido es una responsabilidad compartida entre los proveedores de servicios en la nube, los equipos internos de seguridad de TI y los proveedores de servicios de seguridad. La integración con los sistemas de gestión de servicios de TI y las alertas autogeneradas son herramientas importantes para proteger entornos complejos y gestionar las transferencias entre los equipos de seguridad y de TI.

 

La transformación de las operaciones de TI híbridas cambia fundamentalmente la forma en que las TI proporcionan servicios tecnológicos a la empresa, responden a los problemas y gestionan las expectativas. En el futuro, las organizaciones pasarán de TI tradicional a las operaciones híbridas integradas. Las herramientas son solo una parte de la solución para gestionar entornos modernos. Cambiar la cultura y alinear la organización con las demandas comerciales también son factores importantes de éxito. Estas inversiones en TI híbridas se amortizarán mediante operaciones rápidas, flexibles y seguras.