Las empresas necesitan CEOs capaces de manejar la complejidad y adaptables a lo inesperado.

El año 2020 ha sido considerado como uno de los más desafiantes desde la década pasada ya que significa el comienzo de un hito  para la humanidad.

En el sector empresarial, por ejemplo, se concentrarán por lo menos cuatro generaciones en un espacio de trabajo: baby boomers, generación X, millennials y centennials, lo cual significa que los líderes deben contar con las habilidades necesarias para lograr relaciones e interacciones balanceadas que a su vez permitan el cumplimiento de los objetivos de la empresa.

“Las transformaciones que sufren la sociedad y su cultura a lo largo del tiempo tarde o temprano permean en la empresa, la cual está habituada a la disrupción y la transformación.

“Hoy, en este mundo globalizado, las compañías necesitan directores con mentalidad panorámica, capaces de entender y manejar la complejidad, adaptables a lo inesperado y prestos para aprender de los diferentes mercados”, explicó Rafael Gómez Nava, Director General de IPADE Business School.

Ante este contexto, OPINNO, consultora de innovación global, habla de las 5 habilidades que debe tener un líder en este periodo.

 

Tener una excelente visión estratégica

En un entorno cambiante, altamente incierto y marcado por la disrupción y grandes avances tecnológicos, es fundamental para el líder entender cómo todas estas tendencias y avances impactan en el negocio, y cómo convertirlas en una ventaja competitiva.

 

Impulsar la cultura

Los valores y cultura de la organización son los que van a permitir fomentar la transformación de la compañía, atraer y fidelizar al mejor talento, y generar un sentimiento compartido del propósito de la compañía. El papel del líder es preservar estos valores por encima de todo.

 

Contar con capacidad de adaptación

En tiempos de cambio, el líder necesita ser flexible, probar diferentes estilos y tener recursos para saber responder de forma adecuada a las distintas situaciones que se le presentan.

 

Ser humilde

El nuevo líder tiene una inquietud constante por mejorar, y una mentalidad abierta para saber encontrar ideas interesantes en los demás.

 

Inspirar y motivar a través del ejemplo

Las acciones del líder y los cambios que éste implemente es su manera de manejar la compañía y los equipos, tiene un fuerte impacto en el mindset de los colaboradores. El líder debe ser capaz de dirigir la compañía con en ejemplo, haciendo que todos los colaboradores se sientan motivados e inspirados con el propósito de la compañía.

 

Por lo tanto, en un mundo gobernado por el cambio permanente, el rol del líder debe evolucionar.