Uber informó que en 2016 sufrió un ciberataque en el que perdió información de 57 millones de usuarios en el mundo.

Uber dio a conocer que fue víctima de un ciberataque en octubre de 2016, lo que ocasionó que 57 millones de cuentas de usuarios y conductores quedaran expuestas.

De acuerdo con un reporte de Bloomberg, el ataque fue realizado por dos hackers que robaron nombres, mails y números telefónicos de 50 milllones de usuarios, además de información de 7 millones de conductores en Estados Unidos, incluidas 600 mil números de licencia.

La compañía despidió a Joe Sullivan, jefe de seguridad, y a uno de sus subordinados por mantener en secreto el ciberataque.
En dicho momento, Uber prefirió pagar 100 mil dólares a los háckers para borrar la información que había sido robada de sus servidores, en lugar de hacer público el ataque.

De acuerdo con Uber, la información extraída de las 57 millones de cuentas vulneradas nunca llegó a ser utilizada, pero no reveló la identidad de los atacantes.

Entre los datos robados, subrayó la compañía, no se encontraban datos bancarios, números de seguridad social ni detalles de los viajes de los usuarios.