La ciberseguridad ocupa el quinto lugar, de 16, en riesgo de negocios para CEOs de AL, según un estudio de KPMG.

Los CEOs de América Latina están poco preocupados sobre el tema de ciberseguridad.

Una encuesta realizada por KPMG International indica que la ciberseguridad ocupa el quinto lugar, de 16, en riesgo de negocios para los líderes empresariales de Latinoamérica.

Solamente un año antes, es decir, en 2016, la ciberseguridad fue el riesgo de negocios de mayor preocupación del promedio global (conformado por directores generales de Alemania, Australia, China, España y Estados Unidos entre otros países).

“Siete de cada diez en América Latina y en el resto del mundo reportaron un alto nivel de inversión en la seguridad cibernética el año pasado, aunque parece ser un asunto menos apremiante para los CEOs de América Latina en sus planes futuros”, se lee en el reporte “¿Confianza o autocomplacencia?”

Sólo el 18% de los CEOs de América Latina, de acuerdo con el documento, aseguran que sus compañías están totalmente preparadas para un evento cibernético.

En tanto, el 42% de los participantes a nivel global, es decir, poco más del doble de los latinoamericanos, contestaron que sus empresas están listas para afrontar un evento cibernético.

Sin embargo, todos los CEOs de América Latina tienen un alto grado de confianza, similar al de sus homólogos globales, en la mitigación del riesgo de ciberseguridad como parte de su función de liderazgo (78 y 72%, respectivamente).

La investigación de KPMG fue realizada entre febrero y abril de 2017 a 271 directores generales de América Latina.

 

Muestran CEOs optimismo

El 89% de los directores generales de empresas en América Latina confían más en las perspectivas de crecimiento de sus empresas en los próximos tres años, según la encuesta “¿Confianza o autocomplacencia?” de KPMG International.

En tanto, sólo el 83% de los CEOs a nivel global confían en el crecimiento de sus compañías.

El documento agrega que los directores generales latinoamericanos tienen expectativas para el crecimiento de sus propias empresas más modestas que las de sus homólogos globales.

Un 81% de los líderes de la región confían en que el crecimiento de sus empresas será de hasta 2% anualmente en los próximos tres años, mientras que 41% de los participantes a nivel global esperan un crecimiento de hasta un 5%