Ser mamá y administrar redes sociales desde casa se ha convertido en una nueva tendencia laboral en México.

Constanza Turrubiates tuitea en promedio 25 veces al día. Difunde artículos de periódico, recetas, felicita a amigos, postea fotos de gourmand y sus lecturas recientes. Lo hace porque le encanta Twitter, lo hace bien y con estupenda redacción y ortografía. Constanza es madre de dos hijas adolescentes y una adulta, tiene tiempo libre para trabajar. No lo ha pensado, pero podría convertirse en community mom.

La agencia de marketing y comunicación Flock-Linked by Isobar acuñó el concepto de community moms, un concepto y tendencia en México y otros países de América Latina que propone emplear a mujeres con hijos y potencial de administrar redes sociales.

En México, 48.7 millones de mujeres adultas con al menos un hijo, sólo 44.2% tiene trabajo. De éstas, 36% labora en alguna empresa y 16.3% en instituciones diversas, según datos de la Encuesta Nacional de Ocupación de Empleo (ENOE), correspondiente a 2016.

“La cifra más preocupante es que apenas 55% de las profesionales vuelve a su trabajo luego de ser mamá”, señala Sebastián Tonda, CEO de Flock-Linked by Isobar.

En Perú, Chile, Colombia y Argentina se detecta la misma tendencia. Las mamás gozan de tiempo libre y pocas se emplean de nueva cuenta luego del primer embarazo. La oferta de Tonda y su empresa es que estas madres sean capacitadas, reciban cursos de inducción, de administración de redes sociales y que cada vez más empresas acojan la iniciativa.

Hoy, Flock-Linked by Isobar ya recibió más de 200 solicitudes de mamás tuiteras que pueden emplearse desde casa –o cualquier sitio– y atender las necesidades empresariales. Constanza tiene la oportunidad y va a tomarla. De todos modos tuitea diario y a todas horas.