Fast Company nombró a Delta como una de las compañías más innovadoras, por la tecnología que usa para rastrear maletas.

Delta fue nombrada como una de las compañías más innovadoras del mundo en 2018 por Fast Company.

Gracias al uso de la tecnología RFID para rastrear el equipaje de los clientes en tiempo real fue que la aerolínea obtuvo el sexto lugar entre las compañías de viajes.

CLEAR, el socio de Delta para la obtención de datos biométricos, también apareció en la lista en el octavo lugar.

Gil West, Vicepresidente Ejecutivo Senior y Director Ejecutivo de Operaciones de Delta, dijo que dicho reconocimiento prueba que el enfoque que han tenido para resolver los desafíos relacionados con la experiencia del cliente está funcionando.

“La innovación no tiene que ver con encontrar maneras para utilizar el último dispositivo u objeto resplandeciente. Tiene que ver con trabajar con equipos operativos para encontrar soluciones escalables que resuelvan las cuestiones actuales de nuestra operación para el máximo beneficio de nuestros clientes y empleados, aún si la tecnología que utilizamos, como la RFID, ya hace un tiempo que se maneja”, detalló.

Aproximadamente 110 millones de clientes de Delta registran 120 millones de maletas cada año.

En 2016, Delta fue la primera aerolínea en utilizar etiquetas con la tecnología RFID en el equipaje y ofrecerle a los clientes la opción de rastreo en tiempo real durante su viaje sin tener que ingresar el número de seguimiento.

El programa, que reemplaza el escaneo manual de código de barras que data desde hace décadas, se expandió a escala global en 2017.

Delta ha instalado más de 4.600 escáneres en más de 3.800 impresoras de etiquetas de maletas con la tecnología RFID, integrados a más de 600 lectores para habilitar el escaneo de equipaje manos libres durante todo el proceso de envío.

Detrás del lanzamiento del rastreo de equipaje a través de RFID de parte de Delta, un estudio realizado por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) reveló que la solución global a través de RFID podría reducir el número de maletas mal manejadas en un 25% para el 2022, permitiendo ahorros para la industria de 3 mil millones de dólares durante los próximos siete años.

La tecnología basada en RFID está en línea con la Resolución 753 de la IATA, que exige que para 2018 las aerolíneas hagan el seguimiento de todas las maletas desde que se despachan hasta que llegan a destino, demostrando el valor del seguimiento a través de RFID a escala global.