Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, aceptó que la empresa cometió errores en el manejo de información, así que harán cambios.

El Director General de Facebook, Mark Zuckerberg, admitió que cometieron errores en el manejo de datos personales de los usuarios.

Tras cuatro días de permanecer en silencio por el escándalo de Cambridge Analytica, consultora que ayudó al Donald Trump a llegar a la Casa Blanca, Zuckerberg rompió el silencio.

En el mensaje, publicado en su muro de Facebook, habla sobre la responsabilidad que tiene la empresa de proteger la información de los usuarios.

“Si no podemos hacerlo entonces no somos dignos de servirlos”, escribió.

Zuckerberg y Sheryl Sandberg, Directora de Operaciones de Facebook, fueron criticados por no comentar nada desde el viernes pasado, cuando se reportó que Cambridge Analytica podría haber usado información obtenida inapropiadamente de unos 50 millones de usuarios de Facebook para tratar de influir en las elecciones de Estados Unidos.

En tanto, el académico que creó una aplicación utilizada por Cambridge Analytica para reunir los datos de millones de usuarios de Facebook aseguró que no tenía la menor idea de que su material sería utilizado para la campaña presidencial de Trump por lo que lo usaron como chivo expiatorio en el asunto.

Alexandr Kogan, profesor de psicología en Cambridge, dijo a la BBC que tanto Facebook como Cambridge Analytica lo han tratado de culpar por violar las condiciones del servicio de la red social, cuando le habían asegurado que todo lo que hacía era legal.

Cambridge Analytica, detalló Kogan, habló con él sobre la aplicación pero que en aquel momento no investigó más acerca del uso que daría a los datos personales de los usuarios.

Alexander Nix, gerente general de Cambridge Analytica, fue suspendido luego de que una investigación de la emisora británica Channel 4 News lo mostró en un video en el que se jacta de varias acciones ilícitas ante un periodista que se hacía pasar por posible cliente.

Las autoridades en Gran Bretaña y Estados Unidos investigan el presunto uso indebido de los datos.

Facebook ha perdido miles de millones de dólares de valor de mercado a medida que caen los precios de sus acciones y los consumidores preguntan si se ha violado su privacidad.