El virus Petya.A atacó a decenas de compañías y bancos en varias partes del mundo como Ucrania y Rusia.

Empresas y varios bancos de diversas partes del mundo fueron víctimas de un ciberataque ransomware.

Compañías de la India, Reino Unido, Ucrania y Rusia fueron las más afectadas, de acuerdo con la agencia gubernamental suiza.

En Ucrania el metro de Kiev, el Banco Central, la compañía estatal de energía y la red informática del Gobierno ucraniano fueron blanco del ransomware, informó el Viceprimer Ministro, Pavlo Rozenkoe, a través de redes sociales.

La compañía ucraniana Novaia Potchta aseguró que el virus es Petya.A, un ransomware similar al empleado en el ciberataque de Wannacry.

Una recompense económica, de la que se desconoce monto, es lo que se está pidiendo para el rescate de los equipos informáticos.

La empresa petrolera rusa Bashneft también sufrió un ataque y su página web dejó de funcionar.

La multinacional danesa Moller-Maersk, que entre otras cosas tiene negocios de transporte en contenedores, también fue atacada, anunciaron en redes sociales.

La empresa escandinava avisó que el ataque puede ser a escala global.

El holding británico WPP -que tiene entre otras empresas a JWT, Ogilvy & Mather, Young & Rubicam and Grey- también está entre las hackeadas.

En Ucrania, el ataque ha afectado a una serie de bancos y compañías públicas y privadas, incluyendo la compañía nacional eléctrica y el banco Oschadbank, uno de los mayores del país, además de la compañía Antonov, que fabrica aviones.

Los medios ucranianos señalan que fueron víctimas del ciberataque las empresas de venta Citrus, Foxtrot, EpicenterK.

También cuentan que los paneles electrónicos del aeropuerto internacional de Boryspil en Kiev -el principal del país- dejaron de señalar las salidas y llegadas de los vuelos.

El director del aeropuerto reconoció que la situación está fuera de control y que probablemente se retrasen o cancelen vuelos.

También el servicio postal UkrPoshta y los bancos OschadBank y Privatbank han avisado que no tienen sus ordenadores operando.