Tecnología en el trabajo: empodera, satisface y conecta

/, Tecnología e Innovación/Tecnología en el trabajo: empodera, satisface y conecta

Tecnología en el trabajo: empodera, satisface y conecta

PwC indagó  entre diferentes generaciones de trabajadores sobre el impacto de la tecnología.

 

“En el mundo actual, los seres humanos no solo utilizan la tecnología, tienen una relación con ella”. Así inicia el reporte Our status with tech at work: it’s complicated de la reciente encuesta global de PwC, Tech@ Work, la cual aborda el impacto de la tecnología en el entorno laboral.

Para realizar esta encuesta la consultora entrevistó a 12,000 participantes de ocho países: Canadá, China y Hong Kong, Alemania, India, México, Reino Unido y Estados Unidos, a los que dividió en generaciones (baby boomers, generación X, millennials y generación Z); funciones (desde C-suite hasta puestos administrativos); e industrias (mercados de consumo, salud, servicios financieros, manufactura, tecnología y medios), para conocer su opinión sobre las herramientas digitales que están utilizando en sus actividades diarias.

La preocupación por el acelerado avance tecnológico no es nueva, es un tema que ha ocupado un lugar preponderante en la agenda de los líderes globales desde hace varios años, al igual que la disponibilidad de talento debidamente capacitado.

Al respecto, la más reciente encuesta de CEO de PwC revela que en norteamérica 34% de los CEO se preocupa por la velocidad de los cambios tecnológicos, en comparación con 35% en Latinoamérica y 51% en Asia-Pacífico.

En lo que se refiere a la disponibilidad de habilidades clave, 27% de los CEO de norteamérica mostró preocupación al respecto, en comparación con 52% de Asia-Pacífico. Sin embargo, en Latinoamérica este rubro no aparece entre sus principales preocupaciones.

Lo anterior podría indicar que la región tiene otros aspectos más urgentes que atender como el desarrollo de infraestructura, la carga fiscal y la sobrerregulación, entre otros. No obstante, estos cambios se han vuelto tan relevantes y acelerados que todos los países y actores tendrán que tomar medidas para prepararse lo mejor posible y evitar quedar fuera del nuevo entorno competitivo.

 

LA FORMA EN QUE TRABAJAMOS

La profunda y acelerada transformación tecnológica a la que se refiere este reporte afectará significativamente la forma en que trabajamos alrededor del mundo.

En diferentes niveles, todos los países están viviendo el fenómeno de la automatización y ha surgido la incertidumbre sobre hasta qué punto las máquinas podrían reemplazar a los seres humanos.

Esto, a su vez, está generando un cambio en las habilidades que las organizaciones buscan en su gente, así como en las funciones, capacidades y descripción de los puestos tradicionales. Es así que han surgido numerosos retos, además de los riesgos, disrupciones y conflictos ya existentes.

La automatización y la inteligencia artificial (IA) impactarán a las empresas en general y su capital humano, por lo tanto, es muy importante no dejar esta transformación –y lo que implica– solamente a las áreas de Tecnología de la Información (TI) y Recursos Humanos (RH).

En México, por ejemplo, solo 10% de las compañías mexicanas considera que ha sido altamente competitivo en la integración de IA en sus productos durante los dos últimos años, en comparación con 16% de la APEC.

Durante el mismo periodo, 26% de las organizaciones de México planea invertir en herramientas digitales para interactuar con los clientes de manera digital: pagos móviles, marketing online y servicios remotos.

Cabe destacar que solo 4% piensa invertir en las habilidades y el desarrollo de la mano de obra, lo cual tendrá que cambiar significativamente si desean seguir siendo relevantes en el mercado.

La cuestión es: ¿qué hacer a todos los niveles para prepararse y afrontar el futuro del entorno laboral? Tal vez la respuesta sea enfocarse más en la forma en que las personas eligen utilizar la tecnología. La manera de trabajar en un futuro será el resultado de fuerzas complejas, cambiantes y en continua competencia, como las regulaciones y leyes, las tendencias de consumo y las acciones de los individuos.

Por consiguiente, la retención de talento dependerá de factores como la remuneración financiera adecuada y la oportunidad de participar en proyectos ganadores. Asimismo, los individuos tendrán que asumir su responsabilidad para incrementar sus habilidades y capacitarse continuamente.

Otro aspecto relevante de esta transformación es la seguridad de la información. Se prevé que las organizaciones que aprovechen la oportunidad de gestionar la protección de datos y los riesgos de privacidad estarán mejor posicionadas para prosperar en una economía que depende cada vez más de la información. Por lo tanto, la resiliencia y la inversión en nuevas tecnologías serán fundamentales para las organizaciones en este nuevo entorno digital.

De acuerdo con la Global State of Information Security Survey 2018 (GSISS), capítulo México, las compañías ya destinan un mayor porcentaje de su presupuesto de TI a la seguridad de la información.

El monto promedio es de 4.2 millones de dólares, equivalente a 5.1% del presupuesto total destinado a esta área, mientras que a nivel global se destina a este rubro 4% del presupuesto, en promedio.

Los resultados de este estudio sobre la tecnología y el trabajo dan una perspectiva del lugar en el que nos encontramos actualmente y hacia dónde nos dirigimos en un futuro cercano. Asimismo, revela aspectos y áreas en las que las organizaciones, los gobiernos, las comunidades y los individuos deberán trabajar arduamente para adaptarse a esta nueva era.

La preocupación por el acelerado avance tecnológico no es nueva, es un tema que ha ocupado un lugar preponderante en la agenda de los líderes globales desde hace varios años, al igual que la disponibilidad de talento debidamente capacitado.

Las tendencias actuales muestran que la manera de trabajar en el futuro será el resultado de fuerzas complejas, cambiantes y en continua competencia, como las regulaciones y leyes, las tendencias de consumo y las acciones de los individuos.

 

DISPOSITIVOS MÓVILES, LOS FAVORITOS

La fuerza laboral en general está dispuesta a reeducarse e invertir más tiempo en incrementar sus habilidades digitales.

Los mexicanos son los que están dispuestos a invertir más horas para capacitarse, hasta 30 horas al mes, en comparación con la cifra global de 15 horas.

Por otro lado, los resultados globales muestran que lo que más motiva a los colaboradores a adquirir nuevas capacidades son los logros personales, el estatus y la curiosidad.

Los dispositivos móviles se colocan como el medio favorito de capacitación, ya que el talento mexicano busca obtener coaching y retroalimentación en tiempo real, aprender por medio de e-learning y con apps y herramientas on-demand.

 

DIFERENTE GENERACIÓN, MISMOS INTERESES

Al dividir los grupos que participaron en la encuesta también por generaciones se puede observar que en México existe un nivel similar de interés y curiosidad por aprender a manejar las nuevas tecnologías para realizar su trabajo, sin importar si son baby boomers, generación X, millennials, generación Z.

Asimismo, todos los empleados mexicanos consideran que el uso de la tecnología en su trabajo lo hace más sencillo e interesante. De hecho, la mayoría reconoce que la tecnología lo hace sentir más comprometido, eficiente y más enfocado.

Además, considera que le ayuda a trabajar mejor con terceros y con sus colegas.

• 90% utiliza una app, si le facilita la vida

• 85% está al día en las nuevas tendencias tecnológicas

• 72% se mantiene mejor informado

• 63% se siente más empoderado

Los avances tecnológicos han transformado el entorno laboral. Pero, ¿cómo afecta el nivel de eficacia y competitividad la forma en que las empresas y personas adoptan y utilizan nuevas herramientas?

 

MÁQUINAS VS HUMANOS

Las personas no desean que las máquinas reemplacen su relación con otros seres humanos, ya que creen necesario desarrollar un verdadero sentido de pertenencia y ofrecer a los clientes el valioso toque humano.

• 56% de los encuestados siente que la tecnología lo está alejando del contacto humano en el entorno laboral

• 80% piensa que la tecnología no podrá reemplazar la interacción humana en el entorno laboral

Encontrar el equilibrio entre robots y humanos significa que los líderes empresariales deben hacer preguntas importantes en torno a la elección de la tecnología.

Algunos de estos cuestionamientos son:

• ¿Hasta qué punto las elecciones tecnológicas nos llevarán al aislamiento de los individuos?

• ¿La automatización está limitando el tiempo que las personas tienen para pensar o crear juntas?

La mejor forma de afrontar estos cambios es ser realista y adoptar una mentalidad de aprendizaje continuo. Las empresas deberán apoyar a sus colaboradores a través de coaching y retroalimentación en tiempo real, y ofrecerles la oportunidad de explorar nuevas formas de pensar, comportarse, relacionarse y trabajar.

2019-11-01T12:32:05+00:00

About the Author:

CEO Staff
error: Content is protected !!