Agilizar los pagos y mejorar la experiencia de compra en los supermercados es posible con el escáner báscula MP7000.

Todos hemos estado formados durante largas horas en el supemercado por diversas razones, principalmente porque en la caja donde nos encontramos el escáner no puede leer ciertos códigos de barras que están maltratados o arrugados, por lo que los cajeros deben de introducir manualmente la clave o pedir que cambien el producto.

Otro de los motivos por los que pasamos tanto tiempo en las cajas es por la dificultad de cargar los productos grandes desde el carrito o porque el cajero simplemente no encuentra el código de barras.

Para hacer frente a esta situación, un nuevo dipositivo inteligente ha nacido en el mercado.

Se trata del escáner báscula MP7000 que brinda una experiencia de pago y cobro más rápido e inigualable en las tiendas más ataredas.

Éste se destaca entre los otros escáneres que existen en el mercado por su zona de lectura amplia, es decir, que no tienes que poner justo el código en el escáner porque éste lo detecta aunque esté chueco o volteado, lo que permite acelerar el paso de productos y es capaz de leer códigos maltratados o sucios.

Asimismo soporta el Digimarc, el código de barras del futuro, y captura cheques, recibos, facturas de servicios, lo que permite automatizar más procesos y ayuda a los cajeros a procesar las compras con más velocidad.

También es muy común que las básculas que se usan tradicionalmente en los supermercados tengan una balanza incluida para pesar las frutas o verduras, sin embargo, estos dispositivos a veces no permiten pesar todo el producto (cuando son muy grandes) y realiza cobros imprecisos, lo que representan gramos de facturación que el mercado pierde porque la balanza no los detectó.

Al contrario de esto, el escáner báscula MP7000 aumenta la superficie para un pesaje fácil y preciso.

Además cuenta con un lector lateral que permite que los propios clientes, quienes a veces tienen códigos de promoción, tarjetas de fidelización u otro tipo en su celular o impresos, puedan pasarlo en el dispositivo por si mismos en lugar de que lo hagan los cajeros.

También destaca su mínimo consumo energético (60% menos que los dispositivos de la competencia), y cuenta con menos piezas internas para facilitar su mantenimiento.

Este dispositivo es hecho 100% en México y es propiedad de Zebra Technologies Coporation.