Verónica Flores, Consultora Experta en Retail para Ultimate Kronos Group (UKG) México, organismo impulsor de mejores resultados en las empresas y efectividad en Recursos Humanos, presenta algunas recomendaciones que la industria del retail necesitará implementar durante el 2021 para sobreponerse a la crisis que están enfrentando por el COVID-19.

La industria de las ventas minoristas ha sido una de las más afectadas por el entorno económico adverso y, tal como lo ha indicado la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales de México (Antad), las ventas anuales del año pasado en el país sufrieron una caída de 2.4% comparado con 2019.

Para afrontar los retos que se presentarán en 2021, UKG recomienda:

  1. El secreto para una exitosa exitosa estrategia de e-commerce es la logística, y las tiendas de retail deben de ponerlo como su prioridad.Este canal de compra tuvo un enorme crecimiento durante el 2020 ya que en muchos casos era la única forma de adquirir ciertos artículos, por lo que este método ha tenido una creciente aceptación, cambiando los hábitos de compra de los consumidores. Debido a la evolución exponencial que las ventas en línea han tenido y seguirán teniendo, es indispensable ampliar y mejorar la red de logística, incluyendo nuevos centros de distribución (dark stores). Existen muchas opciones dependiendo de las necesidades de cada sector, pero el enfoque actual va más hacia pequeños hubs habilitados para la venta en línea para no afectar las operaciones e inventarios de tienda.
  2. La inversión tecnológica es clave para poder seguir siendo un jugador en el sector.La situación actual ha cambiado radicalmente las expectativas de los clientes dentro de una tienda, especialmente en las formas en las que quiere pagar por sus artículos. Es por eso que las tiendas deben implementar mejoras tecnológicas radicales como self check outpick up, servicio telefónico o en línea o hasta habilitar a los colaboradores para atender ventas fuera de tienda física. Todos estos cambios de paradigmas pueden ser positivos porque impactarían en el diseño del piso de ventas al reducir las áreas de cajas, haciendo a las tiendas más rentables metro por metro. Otro factor a considerar es que las tiendas tendrán menos personal (por ausencia, enfermedad, grupos de riesgo, etc.) por lo que se requerirá inversión en software mucho más robustos para control y programación (eficiencia en la nómina). Hacer más con menos (uso de crowdsourcing).
  3. La diferenciación es clave en todos los sentidos, por lo que los retailers serán cada vez más especializados.Al tener acceso a una infinidad de opciones en la palma de sus manos, los consumidores buscarán retailers más pequeños y especializados con un look and feel más fresco considerando que seguirán esperando velocidad y calidad en sus entregas. Es por eso que salirse de la férrea competencia de los grandes almacenes y diversificar el portafolio de canales puede ser una opción rentable para algunos consorcios. Adicionalmente será indispensable ser más lean (mejor calidad y costo) en los catálogos de productos para enfocarse en la eficiencia y estar a la altura de la competencia.
  4. La entrega es igual de importante que el mismo producto. Un claro ejemplo de esto es el éxito que algunas plataformas de entregas a domicilio como Rappi, Cornershop y otros han tenido  aprovechando las ineficiencias que algunas tiendas presentaron al inicio de la pandemia. Debido a su buena respuesta en satisfacer las necesidades de entregas, los consumidores están acostumbrados a obtener sus productos en tiempos razonables y con la opción de r