Una nueva ola de compradores de bienes raíces de alto valor están prefiriendo propiedades en la costa de Florida con poca población, pero servicios similares a los de las grandes urbes.

Por: staff CEO Magazine Latam

Planet Money, un popular blog especializado estadounidense, utilizó recientemente la frase Zoom Towns (Ciudades Zoom) para describir los mercados inmobiliarios que están en auge a medida que despega el trabajo a distancia.  Desde que el trabajo virtual se convirtió en la norma, la gente está optando por pueblos de playa tranquilos con poblaciones menores a 50 mil habitantes a lo largo de las costas este y oeste de Florida. Los pequeños núcleos de Singer Island, Longboat Key y Hallandale Beach se han convertido rápidamente en los Pueblos Zoom del Estado del Sol.

Están recibiendo una gran atención de los compradores debido a sus increíbles playas, lujosas casas unifamiliares y condominios lo suficientemente grandes como para alojar a todo tipo de familias, el acceso al exterior, así como más espacio y privacidad. Todo esto fuera de la densidad de los principales centros urbanos.

¿Qué es un Zoom Town? Es una pequeña comunidad que está creciendo rápidamente debido al aumento del trabajo a distancia. Durante la pandemia de COVID-19, los desarrolladores y equipos de ventas de bienes raíces, notaron que muchos trabajadores se estaban mudando de las ciudades a áreas menos urbanas, por ello un buen número de ventas y rentas han estado enfocadas últimamente a estos pueblos de Zoom.

Para Edgardo Defortuna – CEO de Fortune International, los Zoom Towns
“son lugares en donde tienes un estilo de vida menos urbano, enfocados en la posibilidad de trabajar desde tu casa, pero teniendo todas las características de las grandes ciudades y en las que puedas disfrutar de una vida al aire libre, conectividad y accesos cómodos tanto a la tecnología como a aeropuertos y transportación”.

Singer Island (península en la Costa Atlántica del condado de Palm Beach):

El aislado vecindario de Singer Island es un escape encantador que forma parte de la ciudad de Riviera Beach. La zona alberga siete millas de playas inmaculadas que aterrizan en un hermoso e intacto estado natural. Situado en la Costa Atlántica, los visitantes y residentes tienen acceso a la vía fluvial de la Intracoastal y al Océano Atlántico.

Sin duda un lugar muy atractivo, tomando en cuenta que las nuevas transacciones de condominios han mostrado un aumento del 41% con respecto al año pasado, según los recientes hallazgos de RelatedISG. De acuerdo con el estudio, la mayoría de las personas busca un espacio cerca de la playa, lejos de ciudades pobladas donde pueden trabajar desde sus casas cómodamente.

Los compradores buscan un escape a la playa frente al océano que les permita sentirse como si vivieran en un centro turístico con acceso a un amplio bienestar. Un ejemplo de este tipo de alojamientos es el de Ocean Resort & Residences, Amrit, donde pueden trabajar cómodamente y sin problemas a distancia y llevar sus negocios con acceso a la plataforma de bienestar de Amrit.

Beth Butler director de nuevos desarrollos en el sureste en Compass destaca que “hay varias razones para el aumento del interés de los compradores, no sólo Singer Island, sino en toda Florida. Ha habido un interés continuo y consistente en Florida, más notablemente por el entorno fiscal menos costoso, pero ahora también debido al aumento de la flexibilidad en el trabajo a distancia en medio de la pandemia. Aquellos que vienen a Florida por temporadas, los que escapan del frio y los que ahora quieren buscar algo más permanente. El ambiente de impuestos y bajas tasas de interés es altamente deseable para alguien con flexibilidad”

 

“Para los grandes desarrollos de condominios, los servicios son claves y la gente busca todo tipo de bienestar. En Amrit Ocean Resort & Residences de Singer Island, nos centramos completamente en el bienestar y en ayudar a nuestros residentes y huéspedes a vivir un estilo de vida más holístico. La plataforma de bienestar de Amrit, que abarca más de 100,000 pies cuadrados, está diseñada alrededor de los cinco pilares del bienestar: Nutrición, Fitness, Concienciación, Relajación y Sueño. A través de esto, los residentes e invitados tienen acceso a todo el bienestar, incluyendo un circuito de hidroterapia, crioterapia, medicina tradicional china, sanación con luz y sonido, expertos en yoga y fitness, entre otros. Los residentes quieren sentirse tan sanos que es lo más importante”, señala Butler.

 

Hallandale Beach (entre Miami y Ft. Lauderdale, al norte de Golden Beach):

La ciudad de Hallandale Beach está emergiendo, convirtiéndose rápidamente en el próximo lugar de primera clase del sur de la Florida con una afluencia de nuevas inversiones en marcha. Tiene una población pequeña de 40,000 habitantes y fue escogida por KAR Properties para levantar 2000 Ocean, uno de los edificios más buscados, para después de la pandemia, sobre todo por situarse frente al mar, ubicarse en una ciudad con poca población y con todos los beneficios de salud, además de vistas y espacios de oficinas para trabajar desde casa.

Defortuna asegura que este tipo de ciudades no son del todo lugares lujosos. “Lo que ha tomado más relevancia en estos tiempos son las propiedades de lujo, por ejemplo, Hallandale Beach donde se ubica 2000 Ocean; además fuera de Florida tenemos Aspen, The Hamptons, Connecticut, etc. Todas estas áreas, que son lujosas, han tenido un gran impulso por la posibilidad de trabajar desde casa, pero con el acceso a áreas verdes y, sobre todo, la ventaja de poder llegar fácilmente a la sede principal de la empresa en la que trabajan o poder reunirse con clientes”, señala.

Longboat Key

Por su parte  PMG escogió Longboat Key como un nuevo destino, y una oportunidad para construir las nuevas Sage Longboat Key Residences.

Sólo durante la pandemia: 36 casas y nueve condominios, cada uno de ellos con un valor superior a los 3 millones de dólares, cerraron desde enero hasta el 7 de julio en el área de dos condados, según registros de la MLS. En general, las ventas de bienes raíces en el área han subido un 44% desde mayo y, según el Herald-Tribune, las ventas pendientes aumentaron un 35.4% en junio. Por regiones, las ventas pendientes de casas unifamiliares aumentaron 34.6% en Manatí y 32.9% en Sarasota. En cuanto a los condominios, las ventas contratadas aumentaron 30.5% en Sarasota y 53.7% en Manatí.