Alonso Ancira, propietario de Altos Hornos de México (AHMSA), una de las compañías metalúrgicas más importantes de Latinoamérica, ha sido extraditado desde Palma de Mallorca hacia la Ciudad de México. La aeronave de la fiscalía mexicana salió este miércoles del aeropuerto Son Sant Joan, localidad cercana a Mallorca, con destino a Halifax, Canadá, para posteriormente dirigirse a la capital de México.

De acuerdo con el diario El País, la Audiencia Nacional de España autorizó, el 13 de noviembre pasado, la extradición del empresario a territorio mexicano, no sin antes precisar que las acusaciones en su contra no han prescrito. Se trata de daños patrimoniales a Petróleos Mexicanos (Pemex), vinculados con la venta de una planta de fertilizantes (Agro Nitrogenados) a sobreprecio, en tiempos del exdirector de la paraestatal Emilio Lozoya Austin.

 

El gobierno mexicano, en voz de Olga Sánchez Cordero, Secretaria de Gobernación, dio a conocer que Ancira enfrentará el proceso penal y que deberá volver el dinero al erario público por tratarse de un acto de corrupción.