De acuerdo con el estudio “Los cambios en infraestructura en América Latina”, realizado luego de consultar a 81 ejecutivos ( en 15 países de la región) de alto rango del sector público, uno de los impedimentos principales para la inversión en la región es la falta de fondeos, a lo que se suman falta de planeación a largo plazo, politización en la prioridad de los proyectos y corrupción.

La encuesta destaca que 92% de los entrevistados coincide en que es básica la participación privada en el mejoramiento del renglón de la infraestructura. Asimismo subraya la necesidad de mejorar este sector para recobrar los empleos perdidos durante la pandemia.

Foto: Jorik Kleen