Bill Gates alertó hace 5 años sobre el riesgo de que un virus pudiera matar a millares en el mundo.

 

Quizás los científicos nunca podrán ser capaces de explicarnos si el coronavirus pudo haber sido evitado.

 

Sin embargo, Bill Gates alertó desde 2015  sobre la posibilidad de que la próxima catástrofe global fuera provocada por un virus y no por guerras, misiles o bombas nucleares.

 

Durante una charla TED que dio en abril de dicho año, Gates aseguró que la propagación de un peligroso virus superaría la capacidad de reacción de la humanidad.

 

“Si algo va a matar a más de diez millones de personas en las próximas décadas será un virus muy infeccioso. No habrá misiles, sino microbios.

 

“Gran parte de esto es que se ha invertido mucho en armamentos nucleares, pero se hizo muy poco en crear sistemas de salud para poder detener las epidemias. No estamos preparados”, subrayó.

 

De acuerdo con el fundador de Microsoft, en aquel momento el mundo no estaba listo para detener una epidemia.

 

La falta de preparación y de investigaciones, abundó, podrían hacer que la próxima epidemia fuera mucho más devastadora que la del ébola.

 

“Puede que exista un virus con el que las personas se sientan lo suficientemente bien mientras están infectadas para subirse a un avión o ir al supermercado y eso haría que se extienda por todo el mundo de manera muy rápida”, vaticinó.

 

La previsión de Gates contemplaba un escenario aún más apocalíptico, en donde morirían 30 millones de personas, pero también proponía soluciones y una respuesta global que debía ser llevada a cabo por todos.

 

“Podemos construir un sistema de respuesta realmente bueno. Tenemos los beneficios de toda la ciencia y la tecnología de la que hablamos.

 

“Podemos tener las herramientas, pero esas herramientas necesitan ser puestas en un sistema global de salud global”, exhortó Gates.